"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

ENTREVISTA A RONALD B. CÉSPEDES (Fundación Diversencia): “Aún es estigmatizante para un número considerable de población LGBT decir que son indígenas”

frente-a-frente

La entrevista de esta semana llega desde Bolivia. Ronald B. Céspedes nos muestra más de cerca la realidad del movimiento LGTB boliviano. Este activista indígena y homosexual fue Vocero Nacional del Movimiento de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Travestis, Transexuales y Transgéneros de Bolivia y ha participado recientemente en la Asamblea Constituyente boliviana como asesor en derechos sexuales y reproductivos de la Comisión de Derechos, Deberes y Garantías. Es miembro fundador de la Fundación Diversencia, organización LGBT que preside en la actualidad.

Alberto: ¿Qué es la Fundación Diversencia? ¿Cómo y cuándo nace vuestra organización?

CespedesRonald B. Céspedes: Fundación Diversencia es una organización no gubernamental sin fines de lucro, integrada por personas gays, lesbianas, bisexuales, travestis, transexuales y transgéneros y fundada formalmente el 5 de marzo del presente año, aunque estamos en vigencia desde 2006 a partir de la realización del I Ciclo de Cine Gay, Lésbico, Bisexual y Trans en la ciudad de Sucre.

Luego de finalizada esta actividad un conjunto de jóvenes gays propone la posibilidad de conformar un grupo. De ahí se consolidaría, y no es un secreto que los miembros fundadores de Fundación Diversencia somos en su mayoría personas con una línea política progresista, por lo cual a partir de nuestros estatutos vetamos la membresía de cualquier otro ciudadano LGBT afiliado con grupos fascistas porque nos parece inconcebible, pero no por ello probable, que otros gays o lesbianas justifiquen otras formas de discriminación como las basadas en la raza, la posición económica, étnica o geográfica. Por ello, incluso algunos miembros de otras organizaciones LGBT nos han criticado duramente y con ironía por nuestro posicionamiento. pero es que no basta con ser maricón de taco y peluca (con disculpas a quien se sienta aludido), sino que por el proceso de cambio que vivimos los bolivianos debemos de igual manera aprovechar las personas LGBT, incorporar nuestra agenda en nuestras sociedades, pero sin olvidarnos de la solidaridad con otros sectores que como nosotros son marginados.

Fundación Triangulo de España, junto a Hivos, son actualmente organizaciones aliadas que confían en nuestro trabajo. Actualmente como organización tenemos dos Representaciones Regionales: una en Santa Cruz y la segunda en La Paz.

A: ¿Cuáles son los principales retos del movimiento LGTB boliviano en estos momentos?

RBC: De manera inevitable, debemos comenzar situándonos en los espacios políticos históricos colectivos como lo sucedido en 2003 cuando en la ciudad de La Paz un alzamiento popular contra el gobierno de Gonzalo Sánchez de Losada culmina con su huida a Estados Unidos. Justamente ahí es cuando el paradigma de aquel Estado centralista, excluyente y marginal es cuestionado ¿Cómo repercutió ésto en la población LGBT? Parece ser que nos dio la posibilidad de interrogarnos hasta qué punto nuestro activismo había estado centrado únicamente en nosotros desde la lógica del guetto rosa, llamado por muchos falsamente como “comunidad gay”, cuando era importante salir a las calles junto a las otras organizaciones y movimientos sociales para decir frente al Estado que nosotros igualmente éramos ciudadanos y ciudadanas dignos y que por lo tanto si aquel Estado era claramente neoliberal, capitalista y republicano, de igual manera era un Estado heterosexista que otorgaba un valor importante a la heterosexualidad bajo el alo de lo tradicionalmente correcto. Este levantamiento popular conllevaría otra circunstancia histórica, determinando la instalación de la Asamblea Constituyente culminando este año con la promulgación de la Nueva Constitución Política del Estado.

A partir de esto podemos decir que los principales retos del movimiento LGBT son básicamente seis puntos centrales: 1) ¿Cómo afrontaremos el proceso de descentralización administrativa, económica y legal a partir de las autonomías?; 2) Las organizaciones LGBT ¿estamos dispuestas a salir de lo urbano para ir en misión y activismo al área rural y campesina?; 3) ¿Cómo afecta nos el problema del racismo y fascismo?; 4) ¿Existe una deficiencia teórica y de investigación? ¿Estamos fomentando adecuadamente la formación teórica y la investigación sobre nuestro colectivo?; 5) ¿Cuáles son las principales barreras que están imposibilitando la consolidación de un movimiento LGBT fuerte, fértil y creciente en Bolivia?; y 6) ¿Conversaremos sobre propuestas legales en favor de las minorías sexuales dentro del proceso venidero a partir del año 2010 con la instalación de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia?

A: Actualmente, ¿cuál es la situación legal de los derechos LGTB en Bolivia?

RBC: Incipiente, aunque favorable por la potencialidad que tiene actualmente la Nueva Constitución Política, ya que el Artículo 14, inciso II, prohibe y sanciona la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género; el Artículo 66 reconoce la vigencia de los derechos sexuales y los derechos reproductivos y en general tenemos más de 60 artículos constitucionales con derechos fundamentales que van desde la autoidentificación cultural, el derecho a la salud, a la educación, al trabajo, a los servicios básicos de agua, hasta el respeto al medio ambiente.

Nuestro próximo paso, como señalé en otras preguntas, es apuntar a la derogación, abrogación y creación de nuevas leyes en Bolivia a partir de la conformación de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia. Sin embargo, esto no es suficiente si con la mejora legal no incidimos también en la transformación social y cultural de nuestro pueblo.

A: En diciembre se celebran elecciones presidenciales en Bolivia. ¿Son estos comicios decisivos para conseguir avances legislativos en favor de las minorías sexuales?

RBC: No, porque la prioridad coyuntural en la que muchos bolivianos estamos inmersos apunta a definir los actuales procesos de transformación social y cultural dentro del país. Lo decisivo de las próximas elecciones presidenciales en Bolivia está en garantizar la continuidad del proceso comenzado en 2009 con la aprobación de la Nueva Constitución Política del Estado y la exigibilidad de derogación, abrogación y novedad del aparato legal de Bolivia.

A: A juicio de Diversencia, ¿qué candidaturas presidenciales están más comprometidas con la igualdad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales?

indigenasRBC: Los candidatos presidenciales son muy discordantes entre sí. Ejemplo de lo que digo es la postulación del Sr. Manfred Reyes Villa, un miembro de la derecha tradicional de Bolivia corresponsable principal de los actos violentos fascistas del 11 de enero de 2007 en la ciudad de Cochabamba, cuyas opiniones acerca de la homosexualidad fueron prejuiciosas y discriminadoras. Sin embargo, la intención de una gran cantidad de candidatos de la derecha partidaria será la de competir contra Evo Morales, el cual, pese a sus errores, ha expuesto cierto compromiso timorato y camuflado con el movimiento LGBT en Bolivia. Ahora bien, en relación con los candidatos es mucho más complicado determinar quiénes son favorables a las demandas del colectivo LGBT. Puede haber sorpresas, ya que a partir de la promulgación de la Nueva Constitución Política de Bolivia existe la posibilidad de la segunda vuelta en el caso de las elecciones presidenciales.

A: ¿Se conseguirá durante el próximo mandato presidencial una ley de uniones homosexuales en Bolivia?

RBC: Sí, aunque el movimiento LGBT debe comprender que durante el primer año de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia es mas probable que se priorice la reforma de las leyes de primer nivel, como los códigos y leyes que afectan al aparato estatal en relación con el Poder Judicial y Electoral y, sobre todo, con el proceso de descentralización administrativa, económica y política que traen consigo las autonomías departamentales, municipales, indígenas y regionales.

A: ¿Hoy por hoy la sociedad boliviana se encuentra preparada para elegir a un presidente gay o a una presidenta lesbiana, como ya hizo con una persona india?

RBC: No, claro que tampoco es muy alta la aceptación de una persona indígena en la presidencia. Aún tenemos algunos criterios racistas y etnofóbicos dentro de nuestra sociedad. Al respecto y como anécdota actual, está lo referido a la duda sobre la sexualidad del actual Vicepresidente Álvaro García Linera, de quien se ha dicho en algunos círculos que es gay (maricón) según unos o que es bisexual según otros, pero en ambas versiones heterosexistas siempre se siente una carga de censura, prejuicio y malicia. “Es la chola de Evo Morales” dicen estos imbéciles y con esos mensajes nos dicen al movimiento LGBT que la posibilidad de elegir a un presidente gay esta alejada por el momento. Dentro de sus mismas filas existen gays camuflados que por temor a la censura del partido se callan o son los primeros en señalar con el dedo a otros gays y lesbianas, aunque luego en su vida privada les guste morder la almohada después de una sesión congresual estresante.

A: Bolivia cuenta con un arraigado movimiento indígena. En su lucha por la diversidad, ¿podemos encontrar puntos de encuentro entre el movimiento indígena y el movimiento LGTB? ¿Cuáles?

RBC: Claro que sí, porque aunque muchas personas LGBT renieguen de sus orígenes, muchos somos indígenas LGBT. Pero algunos sectores no conciben la idea de que existamos personas indígenas no heterosexuales, ¿por qué no? me pregunto yo. ¿Acaso vamos a tragarnos el cuento de que la homosexualidad es una maldición europea o el producto perverso del capitalismo?

Sin embargo, debo denunciar otro aspecto social que he identificado claramente dentro del ambiente LGBT en Bolivia, y es que muchas organizaciones LGBT nos preocupamos tanto por el área urbana y metropolitana de las ciudades que nos olvidamos del área campesina y rural de Bolivia. En otros casos, aún es estigmatizante para un número considerable de población LGBT decir que son indígenas, ya que existen grupos de gays que difícilmente te integran si aparte de pobre eres campesino. Esto me molesta mucho, porque para ser gay no tengo porque estar todo el tiempo complaciendo a estos sectores de la élite gay. Este ejemplo retrata una pequeña realidad imperceptible en Bolivia: aún nos da asco el campesino, el indígena, la chola y el cholo, porque al verlos nos vemos a nosotros mismos y a aquello que queremos negar en nuestras vidas.

A: ¿Ha cumplido el Presidente Evo Morales con el colectivo LGTB durante su mandato presidencial?

RBC: Siento que Evo Morales no tiene claramente una agenda a favor de las personas LGBT, pero me dirá algún evista (fanático seguidor de Evo Morales) que las prioridades en Bolivia son otras, y a ese fanático le respondo que se vaya al carajo, porque tan legítimas son mis demandas como boliviano como las del movimiento sin tierra en Bolivia.

Sin embargo, pese a ésto, el Presidente Evo Morales promulgó el pasado 10 de diciembre de 2008 mediante Decreto Supremo el Plan Nacional de Acción de Derechos Humanos, el cual incluye un capítulo a favor de las personas con diferente orientación sexual e identidad de género y recientemente, el pasado 28 de junio, promulgó otro Decreto Supremo que reconoce esa fecha como “Día de las Personas con Diferente Orientación Sexual e Identidad de Género”. Por ello reconozco que, con sus deficiencias, este gobierno ha tenido una apertura interesante en favor nuestro. Algunos activistas LGBT pueden no estar de acuerdo, pero a las pruebas me remito. Para terminar esta pregunta quiero decir que este proceso político no le pertenece a Evo Morales, sino que le pertenece al pueblo marginado y excluido de Bolivia.

A: ¿Es España un ejemplo en los avances legislativos a conseguir para la igualdad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales?

RBC: Señalar que es un ejemplo o no lo es, es un criterio subjetivo, por lo cual me limito a analizar que si bien en España se ha logrado una igualdad legal, ésto nos ayuda a aspirar a similares avances en Bolivia. Sin embargo, he percibido en mi estadía breve en España que aún queda pendiente la igualdad social y cultural, porque teniendo igualdad legal he visto por las calles de Madrid, Valladolid, Segovia y Ávila a poquísimas parejas gays y lesbianas caminar agarradas de la mano en señal de afecto. Consiguieron la reforma del Código Civil para acceder al matrimonio y ¿a dónde apuntan ahora? ¿Existe una lógica de guetto en algunas organizaciones LGBT españolas? ¿De qué manera se están afrontando algunos desafíos populares comunes a todas las organizaciones sociales, como por ejemplo la crisis económica mundial o el calentamiento global?

Fotografía tomada el jueves 6 de agosto durante la Conferencia-Coloquio: “Pueblos Indígenas de América y Homosexualidad”, organizada por Fundación Triángulo en la Librería Berkana.

Aquí podrás encontrar más entrevistas de esta sección.

Veces compartido
Etiquetas:
Comentarios
  1. Despotorramiento feroz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido