"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Se desata en Kenia la caza y captura del homosexual, azuzada por líderes religiosos cristianos y musulmanes

stop-homofobiaLa confusión rodea lo sucedido en torno al intento de una pareja gay de celebrar una ceremonia de boda en una localidad costera de Kenia, acontecimiento que ha desencadenado la ira de la población. Según diversas fuentes, cinco de los invitados han sido detenidos, aunque la pareja habría logrado escapar. Otras fuentes ponen en duda lo sucedido y lo atribuyen a un rumor difundido por líderes religiosos de forma interesada para desencadenar un pogromo contra los homosexuales.

Lo cierto, en cualquier caso, es que cientos de personas habrían marchado por las calles de Mtwapa como protesta por la celebración y a la caza y captura del homosexual. Varias personas habrían tenido que ser rescatadas por la Policía del Kenyan Medical Research Unit, un centro que ofrece atención médica a trabajadores y trabajadoras del sexo, que habría sufrido un intento de asalto.

Al parecer, desde hace varias semanas Kenia vive un clima de homofobia creciente azuzada por líderes tanto cristianos como musulmanes, que habrían protestado por la inclusión en la Constitución del país de un artículo que expresaba que «toda persona adulta tiene derecho a fundar una familia», al que desde instancias religiosas se acusaba de permitir el matrimonio homosexual. Finalmente el artículo ha sido suprimido.

Todo parece indicar que varios hombres permanecen detenidos, a la espera de realizarles «exploraciones médicas» para determinar si son homosexuales y llevarlos a juicio. Manifestantes concentrados ante la comisaría habrían exigido que fueran quemados vivos. El obispo Lawrence Chai, del Consejo Nacional de Iglesias, ha mostrado su satisfacción por el éxito de la movilización antigay, bautizada como Operación «Gays Out». «Damos gracias a Dios por salvar a nuestra ciudad de convertirse en la Sodoma y Gomorra de nuestra era», ha manifestado.

Las autoridades locales han anunciado que procederán de inmediato a cerrar además los bares sospechosos de ser de encuentro homosexual.

Kenia castiga las relaciones homosexuales masculinas con penas que pueden oscilar entre los 5 y los 14 años de cárcel. Y aunque la legislación no se aplicaba hasta ahora de forma demasiado estricta, su simple existencia permitía que el acoso contra los homosexuales estuviera a la orden día. La situación puede ser mucho peor a partir de ahora.

Comentarios
  1. Neurófilo
  2. Ozores
  3. Graciela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.