"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Polonia: la feminista y defensora de los derechos LGTB Wanda Nowicka, vicepresidenta de la Cámara de Diputados

A pesar de la oposición de la derecha extrema y del sector conservador de la gubernamental Plataforma Cívica (PO) la feminista y activa defensora de los derechos LGTB Wanda Nowicka, diputada del Ruch Palikota (RP), ha sido elegida vicepresidenta del Sejm (Cámara de Diputados polaca) que por primera vez será presidida por una mujer, la hasta ahora ministra de Sanidad Ewa Kopacz. Una buena noticia que se une a la toma de posesión como diputados de la transexual Anna Grodzka y del gay Robert Biedroń, de cuya elección ya hemos informado.

La VII Legislatura de la joven democracia polaca ha echado oficialmente a andar este martes 8 de noviembre con las sesiones de constitución del Sejm y del Senado. Por primera vez una mujer, Ewa Kopacz, de la PO, ha sido elegida Mariscal del Sejm (presidenta de la cámara) lo que la convierte en la segunda autoridad del Estado en términos protocolarios. Mucho más complicada ha resultado, desafortunadamente, la elección de Wanda Nowicka, candidata del RP al cargo de Vicemariscal. A pesar de que los grupos habían llegado a un acuerdo previo sobre la composición de la Mesa, Nowicka ha necesitado una segunda votación para ser elegida (ha sido, de hecho, la única que no ha logrado ser elegida en la primera votación, los otros cuatro vicepresidentes han sido elegidos sin problemas).

La candidatura de Nowicka había sido duramente atacada por el partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS) liderado por el ex-primer ministro Jaroslaw Kaczyński, y por el ala más conservadora de la PO. El líder del RP, Janusz Palikot, ha criticado los ataques a Nowicka y ha calificado de ‘escandalosa’ la actitud de los parlamentarios conservadores. El primer ministro Donald Tusk ha tenido que intervenir personalmente ordenando a sus diputados que votaran a Nowicka (y aun así muchos se han abstenido). Hay que temer que, como ya ha hecho notar una opinionista de Gazeta Wyborcza, el ataque de los conservadores a Nowicka sea un aviso de las dificultades que podría encontrar en su tramitación parlamentaria el proyecto de uniones civiles entre personas del mismo sexo que, como adelantamos en dosmanzanas, la Alianza de Izquierda Democrática (SLD) y RP han pactado presentar conjuntamente (quizá antes del final de año).

Pese a los avances registrados en los últimos tiempos, los sectores católicos y la extrema derecha siguen siendo muy fuertes en Polonia y pondrán numerosas trabas a cualquier avance de los derechos LGTB. Como todos los años, estos sectores han convocado una gran manifestación por el Día de la Independencia, el 11 de noviembre, que el año pasado estuvo marcada por eslóganes homófobos e incidentes entre los nacionalistas y grupos de antifascistas. Fueron detenidas muchas personas, entre ellas Robert Biedroń.

Intento de censura

Otro recordatorio de la fuerza de estos sectores ha sido el intento de censura al último libro de la intelectual y defensora de los derechos LGTB Kazimiera Szczuka. Escrito en colaboración con otra activista por los derechos de la mujer, Katarzyna Bratkowska, se trata de un texto de educación sexual y reproductiva que pretende informar a los jóvenes acerca de temas como las relaciones sexuales o el aborto. La importante cadena de librerías EMPIK ha cedido a las presiones de un grupo de internautas, que habían lanzado una petición online acusando al libro de ‘propagar el aborto entre los jóvenes’ y lo ha retirado de su sección para jóvenes.

Lo sucedido ha desatado gran polémica en Polonia y ha vuelto a poner de actualidad el debate sobre el aborto. El líder del RP, Janusz Palikot, se ha presentado en público junto a la escritora y ha criticado el intento de censura, que por cierto ha tenido un resultado inesperado: el libro, que hasta entonces había pasado casi desapercibido, ha empezado a venderse.

Polonia es un país que no trata la educación afectivo-sexual en las escuelas; donde, como ha mostrado un reciente informe, no se habla del tema en las familias y donde queda mucho por hacer para sensibilizar a la población sobre derechos sexuales y reproductivos. Afortunadamente también en este sentido comienzan a darse avances. Głos Nauczycielski («La voz del maestro»), la revista para profesores más importante del país, ha publicado un interesante artículo de un colaborador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH), Jan Świerszcz, sobre el bullying homofóbico.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido