"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La FELGTB recuerda que en España aún se vulneran los derechos humanos por motivos de orientación sexual e identidad de género

La FELGTB, Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, se une a la celebración del Día de los Derechos Humanos que conmemora este 2013 el 65 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948 por Naciones Unidas.

En 76 países del mundo, las relaciones entre personas del mismo sexo están tipificadas como delito. La FELGTB ha lanzado este año la campaña informativa Stop Odio LGTB para visibilizar y denunciar que todavía hay países donde se ataca la integridad física, se persigue institucionalmente y se castiga con tortura, prisión o incluso pena de muerte a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales por el hecho de serlo:

Según la legislación española las víctimas de esta persecución a la diversidad sexual y de género tienen derecho a asilo en nuestro país, aunque de facto el Ministerio del Interior no está garantizando el estatus de refugiado y ha negado la cogida a personas LGTB perseguidas por su orientación sexual e identidad de género.

En España

Mención aparte merecen lesbianas, gais, transexuales y bisexuales de nuestro país. La Federación acaba de concluir un informe sobre delitos por LGTBfobia en España, promovido por ILGA Europa a través de fondos de la Comisión Europea. Entre quienes han sufrido un incidente de odio a la diversidad sexual o de género han sido víctimas de insultos (81,6 % de los casos), agresiones físicas (32 %), amenazas de violencia (31,1 %) o persecución (18,4 %).

También están presentes otros incidentes o agresiones como daños a la propiedad (9,7 %), negación a los servicios médicos u otros servicios públicos (7,8 %), negación al acceso a servicios comerciales (5,8 %), maltrato psicológico, acoso vecinal, acoso laboral, amenaza e insultos vía internet (5,8 %), arresto o detención, acoso sexual y negación a la protección policial (las tres con un 4,9 %) o la negación al acceso laboral o despido (3,9 %).

Los espacios públicos son los lugares donde se concentran más ataques o incidentes (un 39 % de las ocasiones), aunque los ataques cerca de casa (14 %) o en la propia casa (14 %) son bastante significativos. Sin embargo, en la mayoría de los casos quedaron impunes: solo se denunciaron el 32 % de los incidentes (el 25 % a la policía y el 7 % ante un juzgado). Sólo el 14 % de las denuncias fueron llevadas a juicio.

“Nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad necesitan formación en diversidad y las fiscalías de delitos de odio que se han ido creando en España también, pero no podemos olvidar que la legislación española necesita una norma específica de igualdad de trato que dé un marco normativo que proteja a las víctimas y persiga a quienes promueven el odio y la discriminación”, ha destacado Boti García Rodrigo, presidenta de la FELGTB.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido