"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Abdela Taia, escritor marroquí abiertamente gay, dirige «El ejército de salvación», adaptación al cine de su propia novela

Se estrena en Francia El ejército de salvación, dirigida por Abdelá Taia y basada en la novela escrita por él mismo. Tras pasar por varios festivales internacionales, incluido el Festival Nacional de Cine de Tánger, la película llegará a las pantallas comerciales en el país galo el próximo 7 de mayo.

Hace unos años un joven autor marroquí, Abdelá Taia, irrumpía en Francia con su primera novela El ejército de salvación, de la que ya en 2007 se informó en esta página. Una obra que a su vez era un relato autobiográfico, con la cual Taia se presentaba como una de las primeras figuras públicas de Marruecos en hacer pública su homosexualidad. Es esta primera obra la que ha sido adaptada ahora al cine bajo la dirección del propio autor.

En El ejército de salvación, Taia habla de su vida en Marruecos. Narra cómo fue tomando conciencia de su sexualidad. Describe la atracción por su hermano 20 años mayor que él y admirado por toda la familia. Muestra igualmente sus encuentros callejeros con hombres mayores, un aspecto de la realidad marroquí conocido en su país pero que no se quiere ver. Además se habla de su compleja relación con su madre y hermanas, en una narración efectuada desde la perspectiva de un Abdelá varios años mayor  y ya instalado en Europa.

La novela, y ahora la película, describen un Marruecos que condenaba a la marginalidad a quienes eran como él. No en vano, Taia se esforzó por aprender francés para abandonar Marruecos. Ya en Europa, y tras unos años haciendo diversos trabajos de subsistencia, publicó El ejército de salvación, que inició una carrera literaria proseguida por títulos como Una melancolía árabe, Mi Marruecos (de la que nuestra sección Desayuno en Urano publicó en su momento una reseña) o El día del rey. La película muestra primero al joven Abdelá en Marruecos con su familia y posteriormente al mismo Abdelá varios años más tarde en Suiza. Su objetivo, como en la novela, es mostrarnos qué le ha pasado para convertirse en el tipo de persona que es ahora, qué le ha hecho pasar del joven dulce y deseoso de agradar al hombre endurecido del presente.

Una relación compleja con su país y su familia

No cabe duda de que el autor y director ha conocido un destino mejor después del momento en que termina el relato de El ejército de salvación. Tras el dolor del exilio, sólo a medias voluntario, llegó el éxito como artista y la presencia pública como gay árabe. Sin embargo, Taia conserva aún el dolor de la separación y las relaciones con su familia no han acabado de restituirse. Como él mismo cuenta, cuando hizo pública su sexualidad, “lloraron y gritaron. Cuando me llamaban, lloraban. Pero no pediré perdón. Jamás”. En la actualidad, sigue distante de su hermano mayor aunque mantiene un trato afectuoso con sus hermanas. No obstante, donde se aprecia un mayor cambio es en las nuevas generaciones, representada por sus más de 40 sobrinos y sobrinas.

Tampoco puede Taia pensar seriamente en volver a su país, del que denuncia la homofobia social que niega las relaciones homosexuales, por más que se sepa que existen: “Mucha gente en Marruecos sufre abusos por parte de un primo o un vecino pero la sociedad no los protege. Allí la violación resulta insignificante. No hay nada que puedas hacer. (…) Muchos hombres en Marruecos tienen relaciones con hombres. Pero yo tenía aspecto femenino así que yo era el único homosexual”. No obstante, algo parece cambiar lentamente en Marruecos. De hecho, la película ha sido proyectada en el festival de Tánger, celebrado en febrero pasado.

Os dejamos con el tráiler de la película, que ha sido bien recibida por crítica y público en diferentes festivales. Especialmente significativa fue su presencia en los festivales de Toronto, Venecia, Rotterdam o Angers, ganando el Grand Prix de este último.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido