"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Los XX Juegos de la Commonwealth se anotan un tanto al incluir un beso gay en la ceremonia televisada a 1.000 millones de personas

Pocas veces un beso tan breve ha resultado tan simbólico. Ocurrió durante la transmisión de la ceremonia inaugural de los XX Juegos de la Commonwealth, que tuvo lugar la noche del miércoles en Glasgow. El número Bienvenidos a Escocia repasaba todas aquellas cosas por las que destaca ese país, integrado en el Reino Unido. En ese momento, la televisión mostró en primer plano el beso que dio en la boca el actor John Barrowman, abiertamente gay, a uno de los figurantes, mientras por megafonía se hacía referencia a la igualdad. Y es que el Parlamento de Escocia, recordemos, aprobaba en febrero su ley de matrimonio igualitario por 105 votos a favor y solo 18 en contra.

Un gesto, conviene aclarar, que formaba parte del guión de la ceremonia, y que debe ponerse en valor si se tiene en cuenta que 42 de los 54 estados de la Commonwealth consideran ilegales las relaciones homosexuales.

Se calcula que la inauguración de los XX Juegos de la Commonwealth, un evento espectacular en el que además de Barrowman participaron estrellas como Rod Stewart, Ewan McGregor o Susan Boyle, y que fue presidido por la reina Isabel, pudo ser seguida por unos mil millones de personas.

En los Juegos participan cerca de 5.000 deportistas que representan a 71 delegaciones (hay más delegaciones que estados, ya que muchas de las delegaciones representan a territorios autónomos y de ultramar. Escocia, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte compiten además por separado).  La mayor parte de ellas procedentes de estados que de hecho penalizan las relaciones homosexuales, como  Bangladesh, Camerún, India, Jamaica, Malasia, Nigeria, Uganda… y así hasta 42. Con este panorama no es de extrañar por ejemplo que la Commonwealth evitara en 2013 incluir en su nueva carta de derechos cualquier referencia al colectivo LGTB en el apartado en que se insta a acabar con los motivos de discriminación.

La inclusión de un beso explícitamente gay en la ceremonia de los Juegos de la Commonwealth es, desde luego, una buena primera respuesta de sus organizadores a las demandas que en las semanas previas se habían escuchado para que se visualizase de forma expresa la realidad LGTB en un evento que goza de un importante seguimiento en los países que una vez fueron parte del vasto imperio colonial británico, muchos de los cuales conservan leyes penalizadoras de la homosexualidad que paradójicamente son herencia de la antigua metrópoli.

También se han escuchado estos días voces de políticos británicos en favor de los derechos LGTB en los países de la Commonwealth aprovechando el altavoz de los Juegos. Entre ellos el viceprimer ministro, el liberal-demócrata Nick Clegg, o el presidente de la Cámara de los Comunes, el conservador John Bercow.

Veces compartido
Comentarios
  1. Artnexus
  2. Oscar
  3. Despotorramiento feroz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido