"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Juan David Santiago (activista gitano y LGTB): “En este país de pandereta es muy fácil estar al límite de la exclusión”

Tiene 39 años y hace dos que logró convertirse en el primer gitano en formar parte de la junta directiva de la FELGTB. Ejerce de secretario general del colectivo alicantino Diversitat y confiesa que su mayor vicio es el de “limpiar la cucharilla del café dentro del sobre de azúcar”. Asegura que como amo de casa se defiende, aunque “todo lo mejorable puede y debe mejorarse”.

Se define como activista gitano, activista LGTB y simpatizante de algunas izquierdas y padre. ¿Cuál de estas facetas suyas considera la más peligrosa?

El activismo, sea cual sea éste, sólo es peligroso para aquellos a los que les cuesta un mundo cambiar de actitud, talante.. Por ejemplo, el activismo es visto como peligro por los racistas y por los LGTBfóbos.

¿Por qué se siente entonces tan al límite de la exclusión?

En este país tan de pandereta estar al límite de la exclusión es muy fácil. Sin políticas claras de modelos de inclusión y reconocimiento de la diversidad en general, cultural, sexual, etc. El hecho de que España la conformen 17 comunidades autónomas con sus culturas, lenguas y hasta gastronomías diferentes, y un Pueblo gitano con sus especificidades culturales, no convierten a este país en un lugar intercultural. Hacen falta más cosas y menos recortes, racistas y corruptos.

Entonces, ¿va de lastimero por la vida?

No, en absoluto. El activismo y el victimismo son cuestiones antagónicas. No casan.

En su barrio le conocían como ‘el de los papeles’. ¿No será pariente de Bárcenas?

¡Oye! ¡Yo no me he metido con tu familia! Además, Bárcenas es el de los sobres, un personaje podrido y egoísta que sólo piensa en sí mismo y en lo material. Yo soy ‘el de los papeles’ de la denuncia de la familia a la que quieren desahuciar, el de las inscripciones de niños y niñas en los centros educativos, el que echa una mano rellenando una exposición de motivos para que el ayuntamiento tenga en cuenta las necesidades básicas de algunos barrios y sus gentes. Nada que ver con Bárcenas, y mucho menos éste señor con mi familia.

“En mi familia soy Alien, el octavo pasajero”. ¿Lo de tener amplia descendencia es una regla sine qua non de la raza calé?

Conozco a muchas familias gitanas que sólo tienen uno odos hijos. En mi caso, tengo nueve hermanos, más de una treintena de sobrinos y casi van ganando ya los sobrinos-nietos. Menos mal que no somos del Opus Dei, si no seríamos familia honorífica [risas].

¿A qué edad descubrió su pluma?

Existen fotos que muestran que con cinco o seis años yo ya apuntaba maneras. Con más claridad y certeza a los doce años, en pleno inicio de la pubertad. Lo bueno fue que no sólo la descubrí yo, también me la descubrieron al mismo tiempo todos los que me rodeaban. Por eso fue más natural y cotidiano que otros casos que conozco.

¿Cuántas vueltas de llave tiene echadas el armario de un caló?

Sin lugar a dudas tiene alguna más que la sociedad en general, y eso lo convierte en un armario agonioso porque no sólo es un poco más oscuro, es que es demasiado agobiante. Sabiendo donde está la salida hay un montón de cosas que te impiden hacerlo. Tema complicado éste, pero no imposible. Yo soy de los que piensan que entre rendirse en el fondo del armario y darle una patada a la puerta para salir existe una tercera opción que es mirar por la cerradura, ya que siempre habrá alguien que podrá ayudar.

¿Dónde hay más cachondeo: en una boda romaní o en una sesión de control en el Congreso?

En una boda romaní, sin lugar a dudas. En una sesión de control en el Congreso lo que hay es mucho recochineo, que es distinto.

Se casó con un estudiante de traducción e interpretación. ¿Qué tal se le dan los idiomas a usted?

Regular, por eso me ‘arrejunté’, como dicen nuestros amigos y familiares, con Raúl, que habla 4 idiomas. Yo sólo sé hablar claro… ¿en qué idioma? La verdad es que nunca lo he pensado.

Imagino que el idioma romaní lo hablará…

Hablar romaní es díficil. Los gitanos rumanos y los de Europa del Este sí lo hablan. En España algunos también,aunque aquí lo que se chapurrea es el Caló, que sería algo del romaní españolizado.

¿Cómo se dice ‘¡Chorizos!’ en la lengua caló?

Me hace gracia esta pregunta porque yo sostengo que la etimología de ‘chorizo’ como ‘ladrón’ es un préstamo léxico del caló . ‘Ladrón’ en caló se dice ‘chorí’ y robar, ‘chorar’. En algún momento alguien asoció chorizar para referirse a robar y chorizo para referirse al ladrón, y de ahí hasta la frase de ‘No hay pan para tanto chorizo’, con la que estoy totalmente de acuerdo.

¿Qué tal va usted de eso que los gitanos llaman duende?

Con bastante duende. Lo dejo ahí. ¡Je, je, je!

¿Tiene en un altar en casa su portada en la revista Zero?

¿Cómo lo sabes? Fue un paso importante aparecer en Zero en el año 2004. Estábamos viviendo un momento histórico como era la elaboración del matrimonio igualitario como ampliación de la ley de matrimonio. Y no quise perder la oportunidad de visibilizar la realidad LGTB gitana para añadir un color más al arcoiris.

No acabó muy contento con su intervención en el programa Palabra de Gitano. ¿Ya ajustó cuentas con Mediaset?

Al menos son conocedores de mi descontento. ¡Ojo! No con mi intervención, sino por el tratamiento una vez más prejuicioso y cargado de estereotipos sobre la Comunidad Gitana. La realidad gitana, pese a quien pese, es mucho más heterogénea, diversa y positiva.

¿La palabra de un gitano es como la palabra de Dios?

Si Dios es gitano quizás las palabras de ambos se parezcan mucho. No, ahora en serio, la palabra de un gitano o de una gitana es un compromiso importante, pero estoy seguro de que es menos divina que la palabra de Dios.

¿Qué le da más miedo: las maldiciones gitanas o la idea de que Esperanza Aguirre se presente como candidata a la alcaldía de Madrid?

Ah, ¿pero esto último no es una maldición gitana?

Dice que muchos gitanos consideran que la homosexualidad es una contaminación paya. ¿Estamos ante el Apocalipsis?

Constantemente.

Veces compartido
Comentarios
  1. Kevin Queer
  2. dori garcia
  3. Lluvia
  4. José
  5. David
  6. tony

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido