"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El tenista Sergiy Stakhovsky dice que no animaría a su hija a seguir sus pasos porque “casi todas las jugadoras son lesbianas”

En una entrevista concedida a la web deportiva XSport.ua, el tenista ucraniano Sergiy Stakhovsky (en el puesto 49 del ranking mundial) asegura que no le gustaría que su propia hija practicara este deporte por la, según él, gran proporción de jugadoras lesbianas en la alta competición. La otrora tenista de élite Martina Navratilova, abiertamente lesbiana y activista LGTB, en unas declaraciones ha replicado a Stakhovsky y ha aseverado que sus comentarios lesbófobos “están fuera de lugar, fuera de la realidad, y se oponen a los valores que el tenis me proporcionó”. Hace unos meses, precisamente, dosmanzanas se hacía eco de una entrevista a Navratilova en la que esta se lamentaba de que ningún tenista masculino salga del armario. Sobre esta cuestión, el infame Stakhovsky afirma que “no hay” ningún tenista masculino homosexual en la élite de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) porque “tenemos un ambiente normal” y si hubiera alguno “lo sabríamos, porque es un círculo muy cerrado”.

Con excusas de mal pagador, el tenista Sergiy Stakhovsky está tratando de salir del paso de la polémica en la que se ha instalado, él solito, con sus homófobas declaraciones a un medio deportivo de Ucrania. En un tuit victimista, Stakhovsky manifiesta que “¡Tienes que amar Twitter! ¡No tienes que pensar! Todo lo que necesitas es acusar. Magnífico lugar”. En otro tuit, el tenista se sorprendía de las reacciones que despertaban sus palabras y publicaba lo siguiente: “Sexista, misógino, homófobo… ¿Me he perdido algo?”. Y es que en las redes sociales le ha caído la del pulpo en los últimos días, tras conocerse sus desafortunadas declaraciones.

En la entrevista de la discordia, Stakhovsky confiesa que “antes, se solía hablar de Gasquet, de Nadal… o incluso de Federer”. Sin embargo, “no voy a poner la mano en el fuego por ningún jugador del circuito ni por los nuevos que están llegando ahora”, proseguía el tenista, para rematar convencido que “en todo el Top 100 no hay tenistas gais”. El hecho de que Martina Navratilova opine lo contrario, como recogió dosmanzanas el pasado mes de marzo, para Stakhovsky se debe a que “ella no tiene ni idea de lo que es el tenis masculino”, y solo reserva la posibilidad de “pensar eso en el vestuario de las chicas”. Y por si con todo esto no fuera suficiente, Stakhovsky revela que no le gustaría que su hija jugara al tenis como él porque “la mitad de jugadoras del circuito femenino son lesbianas”.

En un rifirrafe de Twitter, Navratilova le preguntaba a Stakhovsky si realmente se reafirmaba en lo publicado y si él había dicho eso, a lo que este respondía como si la cosa no fuera con él: “¿decir qué?”. Navratilova entonces le refrescaba la memoria preguntándole en otro tuit: “¿no quieres que tu hija juegue al tenis porque podría volverse lesbiana?”. La contestación de Stakhovsky, con la que cortaba el tema, rezaba así: “Para ser verdaderamente honesto, jamás lo pensé así de esa manera. Lo que significa que es lo que menos me preocupa”. Aunque Navratilova le recriminaba a continuación que sus palabras eran homófobas, abría la posibilidad de que “hablemos alguna vez en el futuro”. Stakhovsky recogía el guante de Navratilova, “con mucho gusto” y bromeaba concluyendo que “yo invito”.

“Una mentalidad anticuada”

Martina Navratilova no ha sido la única figura deportiva en recriminar públicamente las palabras de Sergiy Stakhovsky. La presidenta de la Asociación Femenina de Tenistas (WTA), Stacey Allaster, a través de un comunicado oficial, se lamentaba de que “a día de hoy y en esta época haya gente con la mente cerrada que hable de manera burlona sobre las mujeres por su orientación sexual”. Según Allaster, las manifestaciones de Stakhovsky son “un triste reflejo de una mentalidad anticuada”, y dice sentirse, además, “orgullosa de nuestras jugadoras de la WTA, que tienen una mentalidad moderna, tratan igual a todos y reflejan la vida del siglo XXI”.

Veces compartido
Comentarios
  1. javi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido