"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Los obispos de la iglesia luterana de Noruega aprueban la celebración de matrimonios religiosos entre personas del mismo sexo

Iglesia de NoruegaNueva iniciativa de la Iglesia de Noruega, la principal del país, para la apertura de los matrimonios religiosos entre personas del mismo sexo. Los doce obispos de esta confesión han apoyado por unanimidad la creación de una liturgia para permitir a las parejas de hombres y a las de mujeres contraer matrimonio en sus templos.

Se trata de la segunda vez que se discute un proyecto de estas características en el seno de la confesión luterana, a la que se adhieren las tres cuartas partes de la población del país. El año pasado, el Sínodo General votó en contra de permitir los enlaces de de parejas del mismo sexo en las iglesias por 62 votos frente a 54. En 2013, ocho de los doce obispos de la Conferencia Episcopal se habían mostrado a favor de la apertura del matrimonio. Pero para evitar una escisión, acabaron aceptando una solución de consenso que incluyera la bendición de las parejas del mismo sexo sin casarlas.

El texto de la propuesta actual, sin embargo, cuenta con el respaldo unánime de los obispos que representan a las once diócesis del país (más el obispo presidente). Esta circunstancia debería facilitar su aprobación también por el Sínodo General, que se reunirá el año que viene. Si la votación es positiva, la comunidad eclesiástica establecerá una liturgia para las nuevas bodas.

El líder de la organización interna de la iglesia noruega Open People’s Church, Sturla Stålsett, ya ha calificado la decisión de los obispos de “avance histórico”. Stålsett afirmó que si el Sínodo aprueba la medida, los primeros matrimonios entre personas del mismo sexo podrían tener lugar en 2017. La presidenta de la Conferencia Episcopal noruega Helga Haugland Byfuglien, encargada de dar a conocer la noticia, también hizo referencia a un “día muy importante para la iglesia”.

Noruega aprobó el matrimonio igualitario en 2008, cuando se convirtió en el sexto país del mundo y primero nórdico en reconocer este derecho. La ley dejaba la puerta abierta a las comunidades religiosas que quisieran casar a sus fieles con sus parejas del mismo sexo, aunque no las obligaba a practicar estos matrimonios. La Iglesia de Noruega perdió su condición de religión de Estado en 2012, pero sigue manteniendo fuertes lazos con la Administración, de la que recibe también financiación. La confesión luterana permite la ordenación de sacerdotes abiertamente homosexuales desde 2007.

De llegar a buen puerto la iniciativa de la Conferencia Episcopal, la Iglesia de Noruega se convertiría en la tercera confesión luterana de su región en celebrar enlaces de parejas del mismo sexo. La Iglesia de Suecia fue pionera con una decisión histórica de su Sínodo en 2009 y la Iglesia de Dinamarca siguió sus pasos tras la aprobación del matrimonio igualitario en este país en 2012.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido