"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Secuestrado y mutilado por orden de su propia familia: el infierno que ha llevado a la muerte a un joven intersexual en Kenia

Muhadh IsmaelLa historia es de las que te hacen perder la fe en la condición humana. Su nombre era Muhadh Ismael, y tenía solo 17 años. Era intersexual, y su identidad de género era masculina. Su familia se negaba a aceptarlo como varón, por lo que lo secuestró contra su voluntad, le seccionó el pene y lo abandonó mientras se desangraba. El blog Erasing 76 Crimes, especializado en denunciar la situación de las personas LGTB en aquellos países en los que las relaciones homosexuales son aún delito, ha hecho pública la historia.

Muhadh Ismael era de Malindi, un pueblo situado a unos 110 kilómetros al norte de Mombasa. Era intersexual, y su cuerpo combinaba genitales masculinos y femeninos. Desde su más tierna infancia, su familia decidió tratarlo como mujer. Le pusieron un nombre femenino, Muhadh Hafswa Said, y lo vistieron con ropa de chica. Sin embargo, pese a la aparente predominancia de caracteres sexuales femeninos (tras la pubertad sus pechos comenzaron a desarrollarse), su identidad de género era masculina. Adoptó el nombre de Muhadh Ishmael e insistió en ser tratado como un chico. Pero sus familiares no solo se negaban, sino que, considerándolo una especie de “maldición”, lo mantenían oculto a la vista de los vecinos y, avergonzados, ni siquiera dejaban que los acompañase a la mezquita. Tampoco lo enviaron a la escuela: al parecer sus padres creían que moriría pronto y que ello era una pérdida de tiempo y de dinero.

La situación se volvió aún más dramática para él cuando tras la muerte de sus padres pasó a ser custodiado por un tío. El chico era maltratado y sufría continuas vejaciones por parte de otros hombres de la familia, pese a lo cual él seguía insistiendo en ser tratado como varón.

Tras el fallecimiento de su abuela en noviembre, y considerándolo la causa de todas sus desgracias, sus familiares decidieron darle una lección. Urdieron un engaño para conseguir que el chico acompañara a cuatro desconocidos que lo drogaron, le seccionaron el pene y lo abandonaron en un área boscosa. Despertó al día siguiente, rodeado de un charco de sangre, y a duras pudo caminar hacia una iglesia cercana. Finalmente un conductor se apiadó de él y lo trasladó al Hospital de Malindi, donde recibió cuidados mínimos, al parecer debido a la imposibilidad del muchacho de pagar los gastos. El joven murió después de varios días ingresado, el pasado día 21 de diciembre. Antes de su muerte, sin embargo, el joven pudo contar su historia a Joseph Odero, activista LGTB keniano y colaborador de Erasing 76 Crimes, que ha divulgado la historia.

Colecta de dinero

Erasing 76 Crimes, un blog editado por activistas de Estados Unidos, Canadá y varios países africanos al que en otras ocasiones hemos hecho referencia y al que damos credibilidad, ha puesto en marcha una colecta que permita tanto sufragar los gastos del hospital (que se niega a entregar el cadáver si no se abonan) como pagar la realización de una autopsia del cuerpo que pueda ser utilizada como prueba en la denuncia que ya ha sido interpuesta, así como proporcionar finalmente a Muhadh Ismael un funeral digno. Hay que tener en cuenta que ni los amigos del chico ni Joseph Odero, que se está encargando de los trámites, pueden permitirse sufragar por sí mismos estos gastos.

Si alguno de nuestros lectores desea contribuir a los gastos puede hacerlo vía PayPal a la cuenta “76crimes@gmail.com”. Para cualquier duda al respecto, o si se desea contribuir por otra vía, se ruega contactar (mejor en inglés) con ese mismo correo electrónico (76crimes@gmail.com). El presupuesto previsto, al cambio, es de unos 430 dólares estadounidenses, una cifra que se nos antoja casi irrisoria para el nivel de vida medio occidental.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido