"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El cardenal Sarah, prefecto vaticano, equipara la “ideología de género” al Estado Islámico y la sitúa como la mayor amenaza que ha conocido el mundo

Robert SarahTras la diatriba del cardenal y arzobispo de Valencia Antonio Cañizares contra el “imperio gay” siguen produciéndose declaraciones apocalípticas sobre la realidad LGTB por parte de miembros de la jerarquía católica. Ahora le llega el turno al cardenal Robert Sarah, arzobispo emérito de Conakry (Guinea) y sucesor de Cañizares como prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos (también es el presidente del Pontificio Consejo Cor Unum).

Se trata de unas declaraciones que el cardenal Sarah hizo en Washington, el pasado fin de semana, y que el miércoles pasado reiteró y amplió en Ávila, tal y como recoge la crónica de Religión Digital. En la capital estadounidense, durante su participación en el denominado Desayuno Nacional de Oración, Sarah denunció que el nuevo “orden mundial” se basa “en soluciones técnicas y científicas en vez de en Dios. De esta forma, el bien se convierte “en mal, la belleza es fea, el amor se convierte en la satisfacción de instintos primarios sexuales“. Ya entrando en materia, Sarah cargó contra la “ideología de género”, a la que dedicó epítetos que en nada envidian el símil del “imperio gay”: “No hay donde esto esté más claro que en la ‘ideología de género’ demoníaca con que las sociedades están azotando a la familia. Una “ideología demoníaca” que según Sarah “dice que los niños no necesitan madres y padres“. Para él, las “políticas anti-familia” no solo conducen “al cinismo y a la desesperación” sino que también “niegan la naturaleza humana y tratan de cortar a generaciones enteras el camino hacia Dios“.

En sus declaraciones de Ávila, Sarah fue más lejos, repitiendo incluso la equiparación de la “ideología de género” con el autodenominado Estado Islámico que ya había hecho meses atrás. En la ciudad castellana, donde intervenía en un acto organizado por la Universidad Católica de Ávila, Sarah afirmó que “se ve claramente que hay un plan para destruir la familia y el matrimonio”, lo que supone “destruir la humanidad”. En este contexto, afirmó que existen “dos fuerzas diabólicas: el ISIS o Estado Islámico y la teoría del género“. El Estado Islámico trata “a la mujer como una mercancía, una esclava“, y la teoría del género “niega la complementariedad entre el hombre y la mujer, entre lo masculino y lo femenino”.

Más aún, si el cardenal Cañizares, en un artículo publicado en La Razón, calificaba a la “ideología de género” como “una de las ideologías más insidiosas en la historia de la humanidad y de la cultura”, ahora el cardenal Sarah afirma que “la batalla para preservar las raíces de la humanidad” —que consisten, para el cardenal, en el plan de Dios para el matrimonio y la vida humana— “es quizás la amenaza más grande a la cual se ha enfrentado nuestro mundo desde sus orígenes“. Lo cierto es que este tipo de exageraciones no son nuevas. Cabe recordar que con motivo de la aprobación del matrimonio igualitario en España, el entonces secretario de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, llegó a asegurar que estábamos “en una situación única en la historia de la humanidad. La Iglesia católica en sus 2.000 años nunca se encontró con nada parecido“. Desde luego, los marxistas pueden sentirse satisfechos, han quedado sustituidos como gran enemigo…

En todo caso, no es la primera vez que Sarah hace este tipo de comparaciones. Como recogimos aquí, en octubre del año pasado, coincidiendo con el Sínodo sobre la Familia, el cardenal africano puso también al mismo nivel la “ideología de género” con el Estado Islámico.

Tal y como señalamos entonces, no es necesario insistir en el carácter profundamente insultante de este discurso. Las noticias de los brutales asesinatos de hombres acusados de ser homosexuales por parte de los militantes del Estado Islámico son desgraciadamente frecuentes. La dificilísima situación de la población LGTB en África también ha sido bien documentada en esta página. Que en este contexto un cardenal africano equipare al Estado Islámico con la realidad LGTB y con todo lo relacionado con la “ideología de género” (expresión que el ámbito más conservador utiliza para denigrar tanto al feminismo como a buena parte de las reivindicaciones del colectivo LGTB, muy especialmente en los últimos tiempos la lucha en favor de los derechos trans) supone un despropósito de tal calibre que resulta difícil contenerse en los calificativos.

Veces compartido
Comentarios
  1. sss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido