"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Consternación absoluta tras el acuerdo de la Fiscalía con los acusados de la muerte de Lyssa da Silva, que rebaja de forma considerable sus penas

Violencia-LGTBConsternación. No se nos ocurre otra palabra después de conocer el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y los dos acusados por la muerte de Lyssa da Silva, una mujer transexual que falleció a consecuencia de la brutal paliza que le propinaron. El acuerdo rebaja la pena del principal de los acusados a solo diez años (pedía inicialmente quince) y prácticamente anula la del otro, para el que inicialmente la Fiscalía solicitaba otros quince años pero que será liberado en próximos días al sustituirse la imputación por homicidio por la de simple encubrimiento.

Precisamente ayer mismo nos hacíamos eco del inicio del juicio por la terrible muerte de Lyssa da Silva, ocurrida en julio de 2015. Lyssa, de nacionalidad brasileña, fue encontrada en el ascensor de un edificio del barrio alicantino de la Albufereta después de haber sufrido una brutal paliza a manos de dos turistas franceses de 32 y 21 años. Según la investigación, la mujer y uno de los imputados se conocieron en un local cercano y se fueron juntos al apartamento en el que los agresores pasaban las vacaciones. Según la versión del fiscal, llegaron a mantener relaciones sexuales y la discusión se inició por una cuestión de dinero. Sin embargo, el acusado argumentó en su momento que la discusión se inició porque él «se negó» a mantener relaciones al descubrir su condición transexual y que Lyssa ejercía el trabajo sexual. Alegó también que fue la propia mujer la que se dio golpes en la cabeza contra la pared, cuando lo cierto es que según la autopsia la causa de la muerte fue la hemorragia interna que sufrió debido a las patadas que recibió en el abdomen.

Siguiendo con la versión de la Fiscalía habia sostenido hasta ahora, cuando Lyssa y uno de los imputados se encontraban en plena discusión apareció el segundo imputado. Habría sido ahí donde se desencadenó la agresión en toda su crudeza. Lyssa fue brutalmente golpeada en todas las partes de su cuerpo (tenía múltiples contusiones y los dientes rotos). Tras dejarla semiinconsciente, los dos imputados la vistieron (aún se encontraba desnuda cuando fue agredida) y abandonaron su cuerpo en el ascensor del edificio, donde fue finalmente descubierta por una vecina sin que se pudiera ya hacer por salvar su vida. Los agresores, entretanto, intentaron borrar cualquier rastro de la agresión: fregaron los restos de sangre; metieron la colcha, también manchada de sangre, a la lavadora… No pudieron evitar que horas después los detuviera la Policía. Ingresaron en prisión provisional, donde permanecen desde entonces.

Pues bien, pese a que la Fiscalía pedía quince años de prisión a cada uno de los dos imputados por un delito de homicidio con el agravante de abuso de superioridad, así como una indemnización de 200.000 euros para el marido de la víctima por los daños morales, el acuerdo alcanzado con los acusados rebaja considerablemente esas penas. En el caso de Ilan Laouni R.M., la condena queda rebajada a diez años, a cambio de declararse culpable de un delito de homicidio. Daoud D. se libra de la acusación de homicidio y queda como simple encubridor del crimen, aceptando a cambio una pena de un año y casi cinco meses de cárcel: precisamente el tiempo que lleva en prisión preventiva. Saldrá, por tanto, de la cárcel una vez que el próximo miércoles se celebre el juicio. Y es que pese al acuerdo, al ser la pena solicitada mayor de seis años, el juicio debe celebrarse. En la sesión está previsto que declaren el viudo de la víctima, dos policías y los médicos forenses. Se tratará, no obstante, de un mero formalismo, ya que en este caso el jurado popular deberá ceñirse a la calificación fiscal.

Indignación del marido de la víctima y del colectivo Diversitat

Como es natural, la noticia ha causado indignación tanto al marido de la víctima, para el cual ya la petición inicial de quince años de cárcel era «irrisoria» como al colectivo alicantino Diversitat, que esta misma mañana había convocado una concentración frente a la Audiencia Provincial de Alicante para reclamar que la muerte de Lyssa fuese considerada un delito de odio, de acuerdo a la declaración inicial del principal acusado.

Para Toño Abad, su secretario general, el acuerdo alcanzado se trata de «un auténtico insulto» para la víctima, para su familia y para el propio colectivo LGTB. «Nos hace sentirnos desprotegidos y desprotegidas por las instituciones del Estado, que deberían de velar por el respeto y la garantía de nuestros derechos. Se cierra un caso sin tener las consecuencias penales que debía tener, como otros tantos casos en los que la Fiscalía no aprecia delito de odio, los jueces ponen multas irrisorias por agresiones homófobas o agresiones quedan sin juzgar porque no se consideran que atenten contra nuestra dignidad como colectivo o minoría», ha declarado. «Así de barato sale asesinarnos. 10 años para uno y libertad para el otro», rezaba esta tarde el perfil de Twitter de Diversitat:

Veces compartido
Comentarios
  1. YoMismo
  2. Despotorramiento feroz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido