"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El matrimonio igualitario recibe el visto bueno de los estados alemanes representados en el Bundesrat y queda solo pendiente de la rúbrica del jefe del Estado

El Bundesrat o Consejo Federal, la institución que representa a los dieciseis estados federados de Alemania y que actúa a modo de cámara alta, ha dado su visto bueno sin necesidad de voto a la ley de matrimonio igualitario aprobada hace solo una semana por el Bundestag. Incluso Baviera, cuyo gobierno se opone a la ley, ha optado por no obstaculizar su aprobación, con lo que ya solo falta que el presidente de la República, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, la rubrique. La ley entrará en vigor el próximo mes de octubre.

Hace una semana el Bundestag aprobaba el proyecto de ley de matrimonio igualitario por 393 votos a favor frente a 226 en contra. Como entonces detallamos, los acontecimientos se habían precipitado días antes, cuando la canciller Angela Merkel avanzaba su intención de otorgar libertad de voto a sus diputados en esta materia. Un cambio de criterio que provocaba, de forma inmediata, la reacción de los socialdemócratas, que durante toda la legislatura habían rechazado sumar sus votos a los de la oposición para aprobar una medida que quedaba expresamente fuera del acuerdo de gobierno entre democristianos y socialdemócratas (la “gran coalición”) y que abría la puerta a una rápida aprobación de un texto que llevaba esperando desde 2015, año en que lo aprobó el Bundesrat.

Solo una semana después de que el Bundestag aprobara con una clara mayoría la ley (que contó incluso con el apoyo de 75 de los 309 diputados democristianos), el Bundesrat le ha dado su visto bueno. Lo ha hecho por acuerdo de todos los estados allí representados, lo que muestra además de forma evidente el deseo de la CDU de Merkel (y de sus socios bávaros de la CSU) de dejar resuelto este tema antes de la inminente campaña electoral. Lo explicamos: a diferencia, por ejemplo, del Senado español, el Bundesrat es una verdadera cámara de representación territorial, en la cual están representados los dieciséis gobiernos de los estados alemanes. Los representantes de cada estado deciden en bloque, y en el caso de los gobiernos de coalición (que en este momento son todos, salvo Baviera) los partidos que la forman deben acordar su posición. Si no hay acuerdo, el estado se abstiene.

Todos los ojos estaban puestos, en este caso, tanto en los estados en los que la CDU forma parte de un gobierno de coalición (con socialdemócratas y/o verdes y/o liberales), como sobre todo en el estado de Baviera, el único que a día de hoy gobiernan en solitario los conservadores (en concreto, la CSU o Unión Social Cristiana, el homólogo bávaro de la CDU, que se mantiene como partido independiente y que de hecho suele mantener posturas especialmente conservadoras). Pues bien, ninguno de ellos ha hecho uso de su derecho a solicitar el voto, lo que hubiera obligado a los estados en los que de una u otra forma gobierna la CDU a pronunciarse. Dado que estos son hoy día mayoría, podría haberse dado la circunstancia de que hubiera mayoría de abstenciones, lo que hubiese supuesto enviar la ley a un comité de mediación y muy posiblemente dejarla en vía muerta dada la fecha (la de hoy era la última sesión del Bundesrat antes de la pausa veraniega) y la cercanía de las elecciones. Ni siquiera Baviera, cuyo ministro de Justicia Winfried Bausback ha intervenido mostrando su convencimiento de que el matrimonio es “entre un hombre y una mujer” y dudando de la constitucionalidad de la ley, ha querido obstaculizar su aprobación definitiva…

En este momento, solo queda un trámite: la rúbrica del presidente de la República Federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. A pesar de que sus atribuciones son sobre todo protocolarias y de representación, Steinmeier puede negarse a rubricar una ley si tiene dudas de su constitucionalidad, solicitando antes la opinión del Tribunal Constitucional. Nadie duda, sin embargo, que Steinmeier, un socialdemócrata, firmará la ley, que entrará en vigor el próximo mes de octubre (ya después de las elecciones generales).

Un sencillo articulado

Como explicamos hace una semana, el “Proyecto de ley para la introducción del derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo” es un texto muy parecido a la ley española de 2005, y en cuyo primer artículo se modifica el Código Civil con la frase:

Die Ehe wird von zwei Personen verschiedenen oder gleichen Geschlechts auf Lebenszeit geschlossen (“El matrimonio se contrae por dos personas de distinto o del mismo sexo para toda la vida”).

La ley también prevé la conversión de las uniones civiles a matrimonios, como han hecho otros países.

Veces compartido
Comentarios
  1. Oscar
    • Drake
    • María
    • María
  2. Rac
    • Drake
      • María
  3. Felino minino
    • Drake
    • María
  4. Drake
    • María
      • Drake
  5. daniel
    • María
      • Daniel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido