Es un fallo importante porque deja sin efecto una sentencia anterior que negaba ese derecho. El proceso de rectificación seguirá de todas formas bajo tutela judicial, aunque deberá hacerse por vía sumarísima.