"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Senado de Australia debatirá un proyecto de matrimonio entre personas del mismo sexo presentado por los Verdes

El resultado de las recientes elecciones generales australianas ha propiciado un clima político más favorable que nunca a la discusión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese país. Por lo pronto, la senadora del Partido Verde Sarah Hanson-Young ha adelantado su intención de presentar ante la Cámara Alta un proyecto de ley en ese sentido, una vez que el renovado Parlamento inicie sus sesiones.

La iniciativa ha sido saludada por los colectivos LGTB de Australia, un país en el que hasta ahora se ha producido un extraño divorcio entre la opinión pública -que según todas las encuestas es mayoritariamente favorable al matrimonio homosexual- y sus líderes, tanto conservadores como laboristas, opuestos al mismo.

Los activistas LGTB confían en que el tema sea votado en conciencia, sin que los partidos políticos marquen a sus senadores posición alguna, y no como sucedió en febrero, cuando el voto conjunto de laboristas y liberal-conservadores derrotó una iniciativa similar también presentada por los Verdes. El resultado de la votación fue entonces de 45 frente a 5, si bien 26 senadores se ausentaron del pleno por no estar de acuerdo con la postura oficial de sus partidos. Conviene tener en cuenta que la fuerza de los Verdes es ahora mayor: disponen de 9 senadores (frente a 34 de los liberal-conservadores, 31 de los laboristas y 2 independientes).

Por lo que se refiere a la Cámara de Representantes, también su nueva composición hace albergar esperanzas de que el asunto sea llevado a votación, algo que había resultado imposible hasta ahora. El único diputado verde (Adam Bandt) y los independientes quedaron como árbitros entre la coalición liberal-conservadora y los laboristas. Finalmente fueron estos los que se hicieron con el Gobierno, aunque a diferencia de lo que ocurría cuando disponían de mayoría absoluta ahora se verán obligados a aceptar la discusión de iniciativas legislativas de los grupos minoritarios. Bandt ya anunció, de hecho, que una de las que presentará será un proyecto de matrimonio entre personas del mismo sexo.

El apoyo de Bandt a los laboristas no obliga a éstos a aceptar el proyecto. Julia Gillard, la primera ministra, se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, y de hecho, en el improbable caso de que todos los laboristas se mostraran dispuestos, sus votos y el de Bandt no alcanzan la mayoría (suman 73 diputados en una cámara de 150 diputados) por lo que sería necesaria la suma de al menos tres diputados más.

En cualquier caso, el panorama resulta mucho más alentador de lo que nadie preveía hace sólo pocas semanas.

Veces compartido
Comentarios
  1. Nazareno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido