"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Belén Esteban: matrimonio homosexual sí, adopción no tanto

La famosa presentadora modelo tertuliana intelectual (bueno, dejémoslo en “famosa”) Belén Esteban se sometió ayer a una serie de preguntas de ciudadanos representativos (o al menos esa era la premisa del programa de Telecinco ‘España pregunta, Belén responde’). Al ser preguntada al respecto, la Estebán se mostró en contra de abolir el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero mostró reticencias a la adopción por una pareja homosexual.

A raiz de los resultados del sondeo elaborado por la empresa Sigma Dos a petición de Telecinco que revelaba que Belén Esteban podría quedar como tercera fuerza política en caso de presentarse a las Elecciones de 2012, y siempre dentro de la campaña de encumbramiento por parte de dicha cadena, la de San Blas fue la protagonista de un programa especial a imitación de los ‘Tengo una pregunta para usted’ de TVE por los que han pasado los principales líderes políticos del país (cabe recordar que la Esteban ya mostró algo de su ideología al declarar en marzo que pensaba votar al PP, cosa que matizó en el programa de ayer).

Al ser preguntada por una mujer lesbiana y casada sobre las recientes declaraciones de Mariano Rajoy reafirmando su intención de abolir el matrimonio homosexual, la Estebán declaró que hacer algo así sería “un atraso”, ya que ella piensa que cada uno debe vivir su vida como quiera (aquí podéis verlo en vídeo). No obstante, no se mostró tan partidaria de la adopción, ya que según ella la figura de una madre es fundamental (olvidándose al parecer de las parejas de lesbianas). Esto provocó un inusitado arrebato de militancia LGTB en el propio presentador del programa, Jorge Javier Vázquez, que pilló de sorpresa a la invitada preguntándole si no sería más chocante para un niño que su madre fuese Belén Esteban (aludiendo sin duda al hecho de que la de San Blas se ha pasado la infancia de su hija vendiendo su vida privada y lanzando ataques al padre de la criatura en cualquier plató de televisión).

¿Es posible extraer alguna conclusión sociológica de todo esto? Quizás. Su sobrenombre de ‘princesa del pueblo’ no es casual. A una innegable sintonía entre la Esteban y ciertos grupos sociales se une un empeño obvio por medios como Telecinco en convertirla en una gallina de los huevos de oro mediática, vendiéndola como “una de nosotros”. Y lo cierto es que sus respuestas en temas LGTB, calculadas o no, no se separan mucho del Barómetro del CIS de 2004 (anterior a la legalización del matrimonio homosexual, eso sí): 66% a favor del matrimonio, frente a un 48% de acuerdo con la adopción.

Comentarios
  1. Ozores
  2. Guillermo
  3. Despotorramiento feroz
  4. Johnny
  5. elputojacktwist
  6. Charlie
  7. Anarres
  8. Lobogrino
  9. Rukaegos
  10. Bruno
  11. al_ex
  12. Un Gay Blanco Oficialista
  13. Lobogrino
  14. Juan
  15. Schatten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.