"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Australia introduce una tercera posibilidad de género en sus pasaportes

Según anunció hace varios días el Gobierno de Australia, a partir de ahora el pasaporte de ese país incluirá una tercera categoría de género, además de la masculina y la femenina, a la que podrán acogerse las personas transgénero e intersexuales. Por otra parte, las personas transexuales que deseen modificar el género que marca el pasaporte ya no tendrán que haberse sometido a cirugía de reasignación de sexo, como sucedía hasta ahora.

Las personas transexuales que deseen que en su pasaporte figure el sexo correspondiente a su identidad de género solamente tendrán que presentar un certificado médico en el que se haga constar que han seguido o que siguen tratamiento de reasignación, pero sin que sea necesario haberse sometido a cirugía. Dicho documento bastará para que conste la identidad elegida sin necesidad de presentar otro tipo de documentación registral. El pasaporte tendrá tres posibilidades de género: M (masculino), F (femenino) y X (indeterminado, no especificado o intersexual).

La reforma permitirá, en palabras de la senadora australiana Louise Pratt (cuya pareja es precisamente un hombre transexual) a los ciudadanos y ciudadanas de Australia viajar por el mundo sin necesidad de verse obligados a explicar por qué la apariencia física externa no se corresponde con el género marcado en el pasaporte, como sucede ahora en muchos casos. La introducción de la “X” permitirá además a las personas transgénero e intersexuales que no se identifican necesariamente con ninguno de los dos géneros convencionales elegir otra opción.

Una noticia que muestra como la sensibilidad hacia las personas transgénero ha mejorado sensiblemente en Australia, sobre todo si recordamos lo sucedido hace tan solo año y medio, cuando las autoridades dieron marcha atrás en el reconocimiento del estatus de “sexo no identificado” a una militante transgénero de Sydney que tras una larga batalla había conseguido que se le reconociera esa posibilidad. El eco mediático mundial alcanzado entonces por la noticia (tratada en muchos casos de un modo amarillista) movió al fiscal general de Nueva Gales del Sur a intervenir en el asunto y pedir aclaraciones, al tiempo que la oficina del Registro Civil comunicó a la activista que el certificado entregado no era válido dado que este solo podía consignar dos posibilidades: o sexo masculino o sexo femenino.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido