"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La coalición de gobierno de Estonia, dividida ante los derechos LGTB

Los partidos que conforman la coalición gubernamental de Estonia, el liberal Partido Reformista y el conservador Unión Pro Patria y Res Pública, han expresado posiciones divergentes frente a la posibilidad de dotar de ciertos derechos a las parejas homosexuales del país báltico.

Ambos partidos responden así a una carta enviada por el ministro de Justicia, Kristen Michal, en la que expresaba su preocupación por la inexistencia de un marco jurídico para las parejas del mismo sexo y pedía a las cuatro fuerzas con representación parlamentaria que clarificaran su opinión al respecto antes del final de octubre. Michal puso sobre la mesa cuatro opciones: mantener la legislación actual sin ningún cambio, introducir una ley de uniones civiles con ciertos derechos, igualar los derechos de las parejas no casadas con los de los matrimonios o abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo.

De las formaciones con presencia en el Gobierno, el Partido Reformista, al que pertenece Michal, ha expresado su postura favorable a las uniones civiles o bien a modificar la ley para que las parejas no casadas disfruten de los mismos derechos que las casadas, así como a debatir sobre la adopción conjunta. Por contra, el partido conservador emitió un breve comunicado declarando su oposición a cualquier reconocimiento de las parejas del mismo sexo.

En Estonia existen actualmente otros dos partidos con representación parlamentaria, el Partido del Centro y el Socialdemócrata. Mientras que los primeros no se han pronunciado aún sobre el asunto, los socialdemócratas se han mostrado a favor de una ley de uniones civiles para las parejas del mismo o de distinto sexo. Según el comunicado que emitieron, se oponen a la opción de ampliar los derechos de cohabitación porque no proporcionaría la suficiente protección ante la ley. «La cohabitación de larga duración es un área protegida por las leyes fundamentales de familia. Como resultado, una situación donde este tipo de cohabitación no esté legalmente regulada entra en conflicto con la Constitución«, reza la declaración de los socialdemócratas, quienes hicieron ver también que no se podrían resolver circunstancias como la muerte de un miembro de la pareja, visitas a personas detenidas o declaraciones de la renta conjuntas con un contrato de cohabitación.

Con el voto a favor de reformistas y socialdemócratas podría salir adelante la legislación, ya que suman un escaño más de la mayoría absoluta en el parlamento unicameral estonio, formado por 101 miembros. Habría que tener en cuenta, en ese caso, el deterioro que pudiera sufrir la coalición gubernamental. Si llegara a prosperar la medida, Estonia se convertiría así en la primera de las tres repúblicas bálticas en conceder derechos a las parejas homosexuales. Estaremos atentos a futuras novedades.

Comentarios
  1. Llanito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.