"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Las memorias de un prostituto bisexual desvelan las relaciones homo y bisexuales de numerosas estrellas del viejo Hollywood

Las memorias de Scotty Bowers, que salen a la venta en Estados Unidos el 14 de febrero, prometen desvelar las experiencias homo y bisexuales de muchas de las estrellas del Hollywood de la edad dorada: Cary Grant, Spencer Tracy, Katharine Hepburn, Montgomery Clift o Rock Hudson, entre otros. De algunas de ellas ya se conocían, en otros casos es toda una sorpresa, al menos para el gran público.

Scotty Bowers ejerció durante años como prostituto bisexual y se relacionó con muchas estrellas del Hollywood de los años cuarenta y cincuenta. Full Service: My Adventures in Hollywood and the Secret Sex Lives of the Stars es el título de su libro de memorias, coescrito con Lionel Friedberg, y que cuenta su historia a partir de los 23 años, cuando recién graduado de la marina tras la Segunda Guerra Mundial comenzó a trabajar en una gasolinera cercana a los estudios Paramount. Un día se detuvo allí el coche de Walter Pidgeon, que le ofreció 20 dólares a cambio de sus servicios. Fue el inicio de un próspero negocio por el que, con la gasolinera como tapadera, pasaron durante años personas que buscaban directamente sus servicios sexuales o a las que se los conseguía de otros y otras.

Algunas de las revelaciones de Bowers son especialmente sorprendentes. Afirma, por ejemplo, que llegó a conseguirle a Katharine Hepburn relaciones con unas 150 mujeres. “He mantenido silencio durante todos estos años porque no quería hacer daño a ninguna de estas personas”, argumenta. Ahora que todos ellos han muerto la verdad ya no puede herirles”, sostiene. Casado con una mujer desde hace 27 años, la llegada del sida en los 80 puso definitivamente fin a su negocio. “El juego ya no era seguro”, afirma.

El anuncio de la publicación del libro, al que los cronistas de sociedad dan credibilidad (Bowers, que tiene ahora 88 años, llegó a ser bastante conocido en el Hollywood de la época, si bien nadie había conseguido hasta ahora que revelase sus experiencias) ha causado ya las primeras polémicas. Frente a los que piensan que no debe sacarse del armario a personas ya fallecidas, otros defienden que nada hay de malo en conocer su homosexualidad o su bisexualidad.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido