"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Los sacerdotes de la diócesis de Alcalá hacen apología de las peligrosas «terapias» reparadoras de la homosexualidad en menores

Continúa la campaña homófoba del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig, que esta misma semana recibía el apoyo de destacados miembros de la jerarquía. El obispado que encabeza ha ordenado que en las misas de este fin de semana los sacerdotes de la diócesis lean ante los feligreses unas palabras de apoyo a Reig y repartan copias de diversos documentos que exponen las tesis «oficiales» de la iglesia católica sobre las relaciones homosexuales y que, y ello es lo más grave, hacen apología de las peligrosas «terapias reparadoras» de la homosexualidad en menores de edad.

En un comunicado difundido en su página web, el obispado de Alcalá de Henares asegura que su obispo «está siendo perseguido por algunos lobbys, algunas instituciones civiles y algunos medios de comunicación, por enseñar, con caridad y verdad, diversos aspectos de la Doctrina de la Iglesia».

Por lo que se refiere a los textos repartidos, se trata de:

  • Por un lado, fragmentos contenidos en el Catecismo de la Iglesia Católica, en concreto los números 2357, 2358, 2359 y 1860. El 2357, por ejemplo, define la consideración que merece la homosexualidad para la iglesia católica (reproducimos literalmente): «La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’ (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso».  
  • Por otro, un fragmento del documento «Sexualidad Humana. Verdad y Significado» del Pontificio Consejo para la Familia, que justifica la aplicación de «terapias» reparadoras a menores de edad a los que sus padres identifiquen como homosexuales. Reproducimos también literalmente: «(…) Muchos casos, especialmente si la práctica de actos homosexuales no se ha enraizado, pueden ser resueltos positivamente con una terapia apropiada. En cualquier caso, las personas en estas condiciones deben ser acogidas con respeto, dignidad y delicadeza, evitando toda injusta discriminación. Los padres, por su parte, cuando advierten en sus hijos, en edad infantil o en la adolescencia, alguna manifestación de dicha tendencia o de tales comportamientos, deben buscar la ayuda de personas expertas y calificadas para proporcionarle todo el apoyo posible (…)«.

Las peligrosas “terapias” reparadoras

Nunca nos cansaremos de alertar sobre los potenciales efectos de este tipo de intervenciones psicológicas, sobre las que ya se han pronunciado organizaciones como la Asociación Americana de Psicología (APA) o la Asociación Médica Británica. La APA, por ejemplo, tras una completa revisión de la evidencia científica disponible, concluyó que no es posible sostener que se pueda cambiar la orientación sexual a través de terapia.“Como mucho, algunos estudios sugerían que algunas personas aprenden a inhibir sus sentimientos homosexuales”, explicaba en su momento Judith Glasshold, presidenta del comité de expertos que hizo la revisión. Esos estudios, además, no evaluaban ni la duración de tales efectos ni sus riesgos sobre la salud mental. La APA encontró además que muchos estudios son sesgados, metodológicamente inadecuados y no evaluan el impacto potencial de estas intervenciones. La APA alertó de que entre los daños que pueden causar se encuentran la depresión y la ideación suicida.

La APA ha abordado también la problemática que suponen las personas homosexuales que movidas por su fe religiosa acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, y aconseja ser honestos con ellos sobre la ineficacia de estas intervenciones. La APA considera que el objetivo en estos casos debe ser favorecer la aceptación de la propia realidad sin imposiciones. Glassgold planteó en su momento posibles estrategias: insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad; sugerir el acercamiento a confesiones religiosas inclusivas que sí aceptan el hecho homosexual o, en casos extremos, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Se puede consultar el informe completo de la APA (en inglés y en formato PDF) pinchando aquí, y conocer su posición oficial respecto a cómo abordar la problemática que supone la incomodidad con la propia orientación sexual aquí.

Veces compartido
Comentarios
  1. lol
  2. Adrián
  3. En fin
  4. Llanito
  5. Quique
  6. Carrington
  7. Tomas Parra
  8. Grano Grueso
  9. Peggotty
  10. hoyyy
  11. DexterMorgan
  12. Mambrú
  13. Carloss
  14. Grano Grueso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido