"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Un brutal crímen homófobo sacude la tranquila comunidad LGTB de Bélgica

Conmoción en Bélgica por la muerte de Ihsane Jarfi, un joven gay de 32 años víctima de un brutal crímen homófobo. Ocurrió hace ahora un mes, el 22 de abril. El joven murió tras recibir una brutal paliza por parte de cuatro hombres que lo abandonaron en un bosque, donde fue encontrado varios días después.

Ihsane Jarfi abandonó Open Bar, un local de ambiente gay del centro de Lieja, en compañía de una amiga. En ese momento, un coche con cuatro hombres se detuvo frente a ellos. Al parecer, les propusieron subirse. Ella lo rechazó, pero quien sí se subió fue Ihsane. Según los agresores, ya detenidos, el chico les habría hecho después «proposiciones indecentes», lo que desencadenó la agresión. Ihsane fue abandonado en el campo, destrozado a golpes y desvalijado (según los agresores estaba todavía vivo). Gracias a que uno de ellos utilizó el teléfono móvil del joven para enviar un mensaje los agresores fueron finalmente detenidos.

Ihsane Jarfi fue enterrado el 4 de mayo tras una multitudinaria ceremonia en la mezquita de Bressoux. «Ihsane nunca había hecho daño a nadie, salvo que se considere que su homosexualidad, su origen marroquí o su confesión musulmana eran un crimen», se lamentaba su familia en un comunicado.

La muerte de Jarfi, que el juez de instrucción encargado del caso considera un crímen homófobo, ha supuesto un mazazo para la comunidad LGTB belga, que hace unos días celebraba precisamente el Orgullo LGTB de Bruselas, convertido en un acto de homenaje al joven. También ha desencadenado todo un rosario de reacciones políticas de condena en un país que no está acostumbrado a este tipo de crímenes. De hecho, y dando muestras de una capacidad de reacción envidiable, el primer ministro Elio Di Rupo (él mismo abiertamente gay) y las ministras de Justicia e Interior del Gobierno belga ya han recibido a representantes del colectivo LGTB y han anunciado la puesta en marcha de un plan de acción nacional de lucha contra la homofobia que incluye, entre otras medidas, campañas de sensibilización y una mejor coordinación entre policía y la administración de justicia.

El primer ministro, en el Orgullo LGTB

El Orgullo LGTB de Bruselas, celebrado el 12 de mayo, reunió de hecho a 50.000 personas que guardaron un emotivo minuto de silencio, seguido de un gran «grito contra la homofobia» en homenaje al joven asesinado (puedes ver aquí el vídeo).

Allí estaba por cierto Elio Di Rupo, que en este caso prefirió acudir en calidad de simple ciudadano y cedió la representación política en el escenario a varios ministros tanto del Gobierno central como de las tres regiones del país, la flamenca, la valona y la bruselense.

Comentarios
  1. Javier Víllora
  2. Bernardo
  3. Llanito
  4. Torquemada
  5. Llanito
  6. Rastateen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.