"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Moldavia: tras campaña homófoba, comunistas y ortodoxos consiguen que la ley antidiscriminación quede descafeinada

La situación de la comunidad LGTB en Moldavia no deja de ser preocupante. En los últimos años este pequeño estado de mayoría rumanófona, situado entre Rumanía y Ucrania, ha estado sumido en una grave crisis política de la que, desgraciadamente, la comunidad LGTB es una de las primeras víctimas. El Parlamento ha aprobado recientemente una ley de igualdad que, a pesar de contemplar varios motivos de discriminación, ignora en larga medida la homofobia, que queda mencionada de manera explícita sólo en el ámbito de la discriminación en el empleo. El debate sobre esta norma ha vuelto además a poner de manifiesto la profunda homofobia social presente en este país, impulsada por la peculiar alianza de comunistas y ortodoxos.

Tras meses de intensos debates y agrias polémicas el Parlamento de la República de Moldavia ha aprobado una ley para la promoción de la igualdad (Lege cu privire la asigurarea egalităţii, en rumano), cuyo objetivo es luchar contra las discriminaciones. La ley había sido propuesta originalmente por la gubernamental Alianza por la Integración Europea (Alianţa pentru Integrare Europeană, AIE) al fin de armonizar la normativa vigente en el país con los estándares europeos, acercándolo así a la Unión Europea. Los borradores iniciales de la ley, de hecho, incluían la prohibición de la discriminación en razón de orientación sexual. Sin embargo, los esfuerzos de la AIE -una coalición de cuatro partidos de centroderecha proeuropeos- por introducir esta norma chocaron desde el primer momento con la oposición tanto de la iglesia ortodoxa como del opositor Partido Comunista (Partidul Comuniștilor din Republica Moldova, PCRM). Comunistas y ortodoxos han intentado convencer a la población moldava de los supuestos peligros de la propuesta de ley, y para ello no han dudado en recurrir a argumentos apocalípticos, encuadrando dicha ley en una supuesto proceso de “islamización y homosexualización” del país. Las principales ciudades han sido inundadas por folletos con textos como “la ley anti-discriminación reconoce la dictadura del homosexualismo [sic!] sobre lo normal y da [a los pederastas] más derechos que a otra gente”, “cualquier homosexual podrá mantener sus prácticas desviadas en público, incluso ante nuestros niños”, etc.

La ley, descafeinada tras la presión homófoba

Esta campaña homófoba ha logrado en gran medida sus objetivos. Los diputados han aprobado, en efecto, una serie de enmiendas a la ley que han introducido profundas modificaciones en el texto original. La norma ha cambiado así de nombre (el nombre original era “ley de prevención y lucha contra la discriminación”) y la orientación sexual ha sido borrada de la versión final del articulo 1, tal y como había exigido el sínodo de la iglesia ortodoxa. El texto final del artículo reza queEl propósito de esta ley es prevenir y combatir la discriminación y garantizar la igualdad de todas las personas en Moldavia en las esferas política, económica, social, cultural con independencia de raza, color, nacionalidad, origen étnico, idioma, religión o creencias, sexo, edad, discapacidad, opinión, afiliación política o cualquier otro criterio análogo”.

Afortunadamente, la orientación sexual sí es mencionada en el artículo 7 que concierne las discriminaciones en el mercado del trabajo. El hecho de que ahora las personas LGTB puedan ampararse en la ley para defenderse de las discriminaciones homófobas en el trabajo es sin duda el aspecto más positivo de esta nueva norma.

Reacciones

La aprobación de la ley ha desatado las iras de comunistas y ortodoxos pese a que, como hemos visto,  el texto haya sido enmendado para satisfacer sus exigencias. La iglesia ortodoxa le ha condenado y grupos cristianos se han manifestado en las calles, lanzando anatemas contra el Gobierno y contra el Jefe del Estado, Nicolae Timofti. El Partido Comunista, por su parte, ha anunciado que pedirá un referéndum sobre el asunto. El líder del partido, el expresidente Vladimir Voronin, ha declarado que se trata de una “traición a nuestras tradiciones cristianas” y ha anunciado que pedirá a la iglesia ortodoxa que excomulgue a los 53 diputados que han votado en favor de la ley. “No son creyentes, son traidores, son como Judas”, ha afirmado el líder comunista. Las organizaciones de defensa de los derechos humanos, por su parte, no han ocultado su decepción ante el texto aprobado. En un comunicado, ILGA Europe ha instado a las instituciones europeas a vigilar eficazmente la aplicación de esta legislación y ha hecho un llamamiento a las autoridades moldavas para que garanticen que, pese a la falta de una mención explícita, la discriminación basada en la orientación sexual sea sancionada en la aplicación de la ley.

La introducción de normas contra la homofobia en la legislación moldava es de suma importancia, sobre todo ahora que el Partido Comunista está promoviendo la aprobación de medidas homófobas en varias ciudades del país. En los últimos meses los comunistas han conseguido la prohibición de la llamada “propaganda” homosexual en la segunda ciudad del país, Bălți, en la región de Anenii Noi, en la ciudades de Drochia y Cahul y en dos municipios situados en el distrito de Făleşti, Chetriș e Hiliuţi.

Veces compartido
Comentarios
  1. elio cesar
  2. DexterMorgan
  3. Nacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido