"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Irán habría efectuado más de 1000 reasignaciones de sexo entre 2006 y 2010

Según fuentes oficiales iraníes, 1336 ciudadanos del país se sometieron a operaciones de reasignación de sexo entre 2006 y 2010, un 56% de hombre a mujer y un 44% de mujer a hombre. Una noticia que podría ser interpretada de forma positiva, si no fuera porque en no pocos casos se trataría en realidad de personas homosexuales obligadas a pasar por el proceso.

La homosexualidad -como en numerosas ocasiones ya hemos recogido– es objeto de persecución con saña en Irán y castigable con pena de muerte, pero la transexualidad es considerada solo una enfermedad curable a través de cirugía de reasignación (entiéndase el “solo” en este contexto). Dichas operaciones son legales desde 1984, cuando el Ayatolá Jomeini las aprobó tras ser convencido por Maryam Khatoon Molkara, posiblemente la primera mujer transexual iraní reconocida públicamente. Irán realiza más operaciones de este tipo que cualquier otro país, exceptuando a Tailandia, y el estado proporciona cierta ayuda económica tanto para el proceso de reasignación como para que los que se someten a él puedan montar su propio negocio. Apoyo estatal que contrasta con el rechazo del que son objeto las personas transexuales en la sociedad iraní, llegando algunos de ellos a ser asesinados por “deshonrar” a sus familias.

No obstante, esta situación relativamente benigna tiene su cara oscura: según activistas, algunas de las personas que se someten a este tipo de proceso no son transexuales, sino homosexuales que se ven obligados a ello. De hecho, la reasignación de sexo no es opcional, y se produce inmediatamente después del diagnóstico. Aquellos que se niegan a cambiar su género se enfrentan a persecución por ser considerados homosexuales. La policía de Irán se ciñe a la estricta división de géneros de la Sharia, y aquellos que no se ajustan a la concepción tradicional de dichos roles son forzados a pasar por la reasignación. Así, se piensa que el alto número de operaciones de este tipo refleja una realidad de gays y lesbianas obligados a pasar por dicho proceso.

Veces compartido
Comentarios
  1. Gióniver Castillo Santana

Responder a Gióniver Castillo Santana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido