"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Gobierno turco quiere revertir las acogidas de niños turcos por parejas del mismo sexo en otros países

El Gobierno turco ha dado orden a sus representantes en el exterior de luchar legalmente para que los menores turcos residentes en otros países y dados en acogida a parejas no musulmanas, especialmente si son del mismo sexo, sean «devueltos» a familias que los eduquen en la tradición musulmana. El Gobierno turco habría identificado varios casos en Holanda y Bélgica.

Se trata de niños entregados en acogida bien porque sus padres biológicos los maltrataban o porque carecían de medios para cuidarlos. «Incluso si un niño es apartado de su familia por razones justificadas, debería ser colocado con una familia más cercana a su cultura», ha manifestado al respecto Ayhan Sefer Üstün, presidente de la comisión de Derechos Humanos del Parlamento turco. Pero lo cierto es que, aunque según las autoridades turcas se trate «solo» de que estos niños sean educados en un entorno sociocultural más parecido al de sus familias de procedencia, los primeros casos en los que parecen querer dar la batalla es en los de niños acogidos por familias homoparentales.

Uno de los casos es, por ejemplo, el de Yunus, un niño de 9 años acogido por una pareja de lesbianas en Holanda después de que a los seis meses de edad le fuera retirada la custodia a sus padres después de que supuestamente se les cayera al suelo… La familia biológica del niño ha reclamado en los tribunales su custodia, pero la petición ha sido por el momento denegada por los tribunales holandeses. El Gobierno turco habría contactado ya por este caso con el Gobierno holandés. Otros tres casos de niños turcos en acogida por parejas del mismo sexo habrían sido identificados en Bélgica.

¿Ruiz-Gallardón, dispuesto a hacerlo con Marruecos?

La casualidad ha querido que conozcamos esta noticia el mismo día en el que la prensa recoge la posibilidad de que el ministro de Justicia español, Alberto Ruiz-Gallardón, acceda a modificar la legislación española en materia de adopción internacional, que data de 2007, para recoger la kafala o «tutela islámica», es decir, obligar por ley a los españoles que tutelen a niños marroquíes o subsaharianos acogidos en orfanatos de Marruecos a mantener la filiación del niño, su religión musulmana y su nacionalidad. Si se modifica la ley, estos padres de acogida no podrían por ejemplo pedir a los jueces de menores en España la plena adopción del niño.

Según El País, el ofrecimiento de Ruiz-Gallardón de cambiar la ley española tendría como objetivo resolver el problema de 58 familias españolas a las que los orfanatos marroquíes asignaron niños, a veces hace más de un año, pero a los que el Gobierno islamista marroquí pone ahora exigencias de muy difícil cumplimiento para que puedan concluir el proceso.

Veces compartido
Comentarios
  1. Bernardo Alvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido