"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Reflexión sobre los Goya

Extraña ceremonia presidida por la cínica sonrisa de Wert y las protestas en parte desactivadas por el discurso inaugural de Eva Hache. Pocas películas memorables entre las nominadas a pesar de la osadía formal de Blancanieves, el preciosismo de La artista y la modelo y, sobre todo, muchas ausencias. Lo imposible, como de otra manera Tadeo Jones demuestra un peligroso mimetismo entre las formas de narrar del cine de Hollywood y el cine europeo que llena taquilla pero no corazones. Los únicos que se salieron del tiesto fueron Candela Peña con su emocionante discurso a partir de su participación en Una pistola en cada mano, una película más inteligente que cualquiera de las premiadas, Javier Bardem con su documental sobre el Sáhara y Maribel Verdú cuando hablo de “como se roba a los pobres para dárselo a los ricos” citando a Costa-Gavras. Y es obligado reconocer que su interpretación como la malvada madrastra de las dos Blancanieves es lo mejor de la película triunfadora.

El presidente de la Academia, sin abandonar su papel, protestó contra los recortes en cultura, pero el conjunto fue demasiado ceremonioso y previsible. Indirectas de Los amantes pasajeros y directas de Candela que denunció, a partir de su experiencia personal y profesional, los salvajes recortes en sanidad y educación. El resultado agridulce de una ceremonia en la que se premió a la más acomodaticia de las cuatro películas nominadas a mejor filme europeo y donde se dejó con el caramelo en la boca a Los niños invisibles. Concha Velasco, algo narcisista y con cierto no disimulado resentimiento, por lo menos huyó con su habitual desparpajo de un papel de señora “comme il faut”. Maravilloso el premio a José Sacristán (por encima de sus laureados competidores) aunque la ceremonia, en general, pudo decepcionar porque no hay dinero para el buen cine ni coraje para la verdadera protesta.

Eduardo Nabal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.