"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Constitucional reconoce la pensión de viudedad a una mujer transexual cuya pareja murió antes de los últimos cambios legales

La Sala Segunda del Tribunal Constitucional ha reconocido el derecho de una mujer transexual a cobrar la pensión de viudedad generada por el fallecimiento de su pareja, pese a que la muerte se produjo en 2003, antes de que la ley española reconociera este derecho en las relaciones análogas al matrimonio y aunque no existían hijos en común. La sentencia, en este sentido, está en la línea de la emitida en febrero en otro caso referido a una pareja gay.

El Constitucional ha puesto así punto final a una larga batalla judicial. En enero de 2009 el Juzgado de lo Social número 31 de Barcelona le negó el derecho a percibir una pensión por viudedad por entender que no cumplía los requisitos. La afectada acudió al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y después al Tribunal Supremo, que también se lo denegaron (en septiembre de 2010 y junio de 2011, respectivamente).

La razón de la negativa: en 2007 entró en vigor la Ley 40/2007, una modificación de la Ley General de la Seguridad Social que concedía el derecho a la pensión de viudedad a los supervivientes de una pareja de hecho que acreditaran convivencia con el fallecido o fallecida durante al menos los cinco años anteriores a la muerte y dependencia económica. A partir de su entrada en vigor, todas las parejas de hecho que acreditaran los requisitos tenían reconocido ese derecho. El problema: qué hacer con los viudos o viudas cuyas parejas hubieran fallecido antes de la entrada en vigor de la ley. Para esos supuestos, la norma incluyó una disposición adicional que, con carácter excepcional y retroactivo, abrió un plazo de doce meses para solicitar dicha pensión, pero añadía algunos requisitos especiales. Entre ellos “que el causante y el beneficiario hubieran tenido hijos comunes”.

En este caso la demandante reclamó su derecho a recibir la prestación alegando que este precepto es discriminatorio porque «excluye a las parejas que no hayan querido o podido tener hijos comunes», como es su caso, al tratarse de una mujer transexual, que no pudo tener hijos biológicos pero que tampoco podía acogerse a las actuales leyes de matrimonio y adopción. El Constitucional le ha dado la razón de acuerdo al precedente que el alto tribunal sentó en febrero, recordando que la exigencia de que existan hijos en común para acceder a la pensión de viudedad en casos previos a la norma «constituye una directa vulneración del principio de igualdad ante la ley consagrado por el artículo 14 de la Constitución Española».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.