"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Gobierno alemán boicotea la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo

El ministerio de Finanzas alemán, dirigido por el democristiano Wolfgang Schäuble, ha decidido torpedear la aplicación de la sentencia que obliga a la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo. En una orden enviada esta semana a todos los Länder (estados federados) y de entrada en vigor inmediata, el Gobierno germano perpetúa así la discriminación de gays y lesbianas en el ámbito fiscal.

El pasado 6 de junio, el Tribunal Constitucional hacía público el fallo que obligaba a otorgar a las parejas del mismo sexo los mismos beneficios fiscales (Ehegattensplitting) en el impuesto sobre la renta de los que disfrutan los matrimonios (permitidos, por ahora, exclusivamente entre un hombre y una mujer) y gracias a los cuales pueden ahorrarse cada año varios miles de euros en impuestos. Menos de una semana después, el Gobierno de Angela Merkel sorprendía aprobando una medida para dar cumplimiento a la sentencia, que fue ratificada por el Bundestag a principios de julio.

Pero hasta aquí llegaron las buenas noticias. A pesar de que la reforma aprobada dejaba pendientes algunas discriminaciones fiscales (como las ayudas a la maternidad o las pensiones) y no tocaba siquiera asuntos cruciales como la adopción conjunta o el matrimonio igualitario, el Gobierno conservador parece haber considerado que, aún así, iba demasiado lejos. En lo que el prestigioso diario Süddeutsche Zeitung califica de “sabotaje en secreto”, el departamento comandado por Schäuble ha vaciado de contenido la medida en un decreto de aplicación inmediata que ya ha sido remitido a los gobiernos regionales.

La orden ministerial reconoce el derecho de las parejas del mismo sexo unidas civilmente a utilizar el Ehegattensplitting, pero deja este derecho sin utilidad al prohibirles presentar una declaración de la renta conjunta y denegar a los miembros de la pareja la consideración de parientes; por lo que, en la práctica, serán tratados fiscalmente de una manera más desventajosa que, por ejemplo, la prometida de un hombre o el hermano de una esposa. El ministerio de Finanzas se ha cuidado, eso sí, de equiparar a las uniones civiles en materia de deberes: así, el compañero o compañera del mismo sexo puede, a partir de ahora, ser declarado corresponsable en el caso de delito fiscal cometido por su pareja.

Los partidos de la oposición ya han protestado contra estas contradicciones, que obedecen, bajo su punto de vista, a un plan para dejar morir durante el procedimiento administrativo la reforma inicial. La experta en derecho fiscal de Los Verdes Lisa Paus ha tachado de “cínico e injusto” que se equiparen los deberes pero no los derechos de las parejas del mismo sexo. “El ministro de Finanzas decide ahora, según su propio juicio, qué regulaciones deben equipararse” y cuáles no, afirma Paus, que reclama “una regulación legal que deje claro que no hay ninguna diferencia en el tratamiento fiscal de los matrimonios y las uniones civiles”.

Los derechos LGTB entran en las negociaciones de Gobierno

Mientras tanto, continúan en Alemania las conversaciones para formar Gobierno tras las elecciones del pasado 22 de septiembre, que otorgaron una amplia victoria a la CDU/CSU de Angela Merkel pero sin mayoría absoluta y sin sus socios liberales del FDP, que quedaron fuera del nuevo Parlamento. Los dos posibles compañeros de los democristianos en el futuro Ejecutivo, los socialdemócratas del SPD y Los Verdes, intentan introducir la igualdad LGTB en las negociaciones. Los primeros, por medio de Schwusos, el ala LGTB del SPD, que ha instado al partido a no aceptar ningún acuerdo que no incluya la igualdad legal. Las federaciones de Schwusos en los Länder de Berlín y Renania del Norte-Westfalia se han mostrado directamente en contra de una gran coalición, después de que la CDU/CSU descartara el matrimonio igualitario y la adopción conjunta durante la campaña electoral. Por parte de Los Verdes, la discusión ha llegado a sus más altas instancias, después de que la presidenta conjunta Claudia Roth haya exigido la apertura de la adopción a las parejas del mismo sexo como condición indispensable para llegar a un acuerdo con los democristianos.

Una tercera opción, descartada por el SPD, habría sido un tripartito de izquierdas entre socialdemócratas, verdes y Die Linke (La Izquierda). Precisamente el grupo parlamentario formado por estos últimos quiere aprovechar la mayoría progresista en el Bundestag para forzar “la igualdad legal completa entre las uniones civiles y los matrimonios”. La nueva legislatura alemana se presenta, sin duda, interesante desde el punto de vista LGTB.

Veces compartido
Comentarios
  1. NazarenoDM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido