"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La nueva ministra alemana de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear sale del armario

La nueva ministra de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear de Alemania, la socialdemócrata Barbara Hendricks, se ha visibilizado públicamente como lesbiana en una entrevista al diario Rheinische Post. La homosexualidad de Barbara Hendricks, de 61 años, era considerada un «secreto a voces», según medios LGTB alemanes, pero nunca hasta ahora se había explicitado. Hendricks no es el primer miembro abiertamente homosexual de un gobierno alemán, pero sí el primero que aúna esa condición con el ejercicio de un cierto activismo en favor de los derechos LGTB.

La forma elegida por Hendricks para salir del armario ha sido de lo más discreta. En lugar de hacer un pronunciamiento expreso, la nueva ministra alemana simplemente comentó al periódico que la entrevistó que disfrutaría de la Nochevieja en Berlín en compañía de su pareja. «Deshalb wird sie heute mit ihrer Lebenspartnerin auch das Silvesterfest in der deutschen Hauptstadt verbringen», es la frase con la que el Rheinische Post (un diario regional de Renania del Norte-Westfalia) da cuenta del testimonio de la ministra, utilizando el término «Lebenspartnerin», sin equivalente directo en castellano («compañera de vida», sería su traducción literal) pero que da a entender que mantiene con otra mujer una unión civil («Lebenspartnerschaft», en alemán).

Barbara Hendricks es uno de los siete ministros socialdemócratas del nuevo Gobierno alemán (sostenido por una gran coalición entre los democristianos de la CDU/CSU y los socialdemócratas del SPD). Católica practicante, Hendricks es diputada desde 1994, fue secretaria de Estado parlamentaria de Economía (una especie de enlace entre el Ministerio de Economía y el Parlamento) entre 1998 y 2007 y desde ese año era la tesorera del SPD.

Hendricks no es la primera persona abiertamente homosexual en formar parte de un gobierno en Alemania, dado que durante la anterior legislatura el político liberal -también abiertamente gay- Guido Westerwelle ocupó la cartera de Exteriores (y durante dos años fue vicecanciller). Sin embargo Westerwelle, pese a ser un ejemplo de visibilidad, no ha mostrado nunca un especial compromiso con la mejora de los derechos LGTB en su propio país. Al menos sobre el papel Hendricks cuenta con un historial más expresamente comprometido con la igualdad jurídica de las personas LGTB en Alemania. Se ha pronunciado a favor del matrimonio igualitario, una reivindicación que sin embargo no ocupa un lugar prioritario para sus compañeros de partido, y ha formado parte del consejo de la Fundación Federal Magnus Hirschfeld, una fundación pública dedicada a mantener la memoria del que ya a finales del siglo XIX fue uno de los promotores del movimiento gay alemán y a trabajar en contra de la discriminación de las personas LGTB.

Veces compartido
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido