"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Se suceden los ataques contra homosexuales en Nigeria por parte de hordas homófobas

Tras la promulgación por el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, de la ley que agrava el tratamiento penal para todo aquello relacionado con la homosexualidad en el país africano, no cesan de sucederse los actos de barbarie de la población civil contra las personas LGTB. En un barrio de la capital, Abuja, una horda enfurecida asaltó repetidamente los domicilios de doce homosexuales, a quienes terminaron por arrancar de sus casas y golpearles incluso ante las puertas de la comisaría local. Días atrás, en la localidad sureña de Port Harcourt, otros dos homosexuales fueron arrastrados fuera de su hogar y obligados a realizar actos sexuales ante una multitud agresiva.

Es evidente que la promulgación de la ley y las incendiarias declaraciones públicas de sus partidarios han avivado el clima de homofobia social en Nigeria. Si la nueva legislación ya castiga fuertemente cualquier comportamiento que revele la orientación homosexual, los fanáticos parecen haber decidido actuar, con total impunidad, contra un colectivo repetidamente vilipendiado y totalmente desprotegido. Todo ello con la aquiescencia de líderes religiosos tan relevantes como la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica nigeriana.

Incluso en las regiones del norte musulmán, donde la ley islámica establece la pena de muerte por lapidación para quienes mantengan relaciones homosexuales, las multitudes enfurecidas exigen la ejecución inmediata de quienes son acusados sin siquiera permitir la celebración de un juicio.

La conocida web de información LGTB Gay Star News daba a conocer dos nuevos hechos terribles que dan cuenta de la espantosa situación en que vive la comunidad homosexual en Nigeria.

Salvaje humillación en Port Harcourt

A finales de enero, una multitud arrancaba de su casa a una pareja homosexual en Port Harcourt, una localidad del sur del país de unos dos millones de habitantes. Amenazante, la horda de asaltantes exigía a los dos hombres que repitieran ante ellos lo mismo que estaban practicando en la intimidad de su hogar. Así, fueron obligados a masturbarse mutuamente y después realizar sexo anal, mientras la multitud les rodeaba y abucheaba aumentando la humillación pública a la que eran sometidos. Todo ello fue grabado con los teléfonos móviles y subido a las redes sociales, sin que se sepa el destino final de las víctimas. Gay Star News, que afirma haber visionado totalmente el vídeo, evitó reproducirlo para no aumentar su humillación ni exponerles a mayores peligros.

En declaraciones a la misma web, el activista nigeriano Bisi Alimi culpaba a la nueva ley de otorgar a las masas homófobas el derecho de detener a quienes sospechen que son homosexuales. La corrupción policial hace el resto. “No acuden a la Policía porque saben que la Policía simplemente se dedica a sacar dinero, así que administran el castigo ellos mismos, sin que ningún juez los haya declarado culpables”, afirmaba con contundencia.

Ataques en la capital, Abuja

Los hechos ocurridos en el barrio de Gishiri, situado en la capital nigeriana, parecen confirmar esa afirmación. Gishiri al parecer era conocido por su tolerancia con la comunidad homosexual. Sin embargo, a finales del pasado mes de enero los líderes de esa comunidad fueron avisados de que las fuerzas de la Seguridad del Estado iban a realizar una operación para arrestar y fichar a todos aquellos que fueran sospechosos de ser homosexuales.  Los miembros de la comunidad LGTB decidieron huir para no ser detenidos.

Días después, cuando comprobaron que las fuerzas policiales no actuaban, optaron por regresar, para comprobar que se había despertado un fuerte ambiente de hostilidad hacia ellos, al parecer alimentado por el hermano de un joven homosexual, a quien querían capturar. Durante dos noches, una hora de unos cuarenta hombres asaltó los hogares de doce de los miembros conocidos de la comunidad LGTB, a quienes exigían la entrega del joven. Varios fueron golpeados con palos llenos de clavos, uno de ellos incluso frente a las puertas de la comisaría local, sus hogares fueron arrasados, sus posesiones robadas.

La respuesta policial fue la detención de los homosexuales. Cuatro de ellos fueron conducidos a la cercana comisaría de Mabushi, donde fueron sometidos a un denigrante interrogatorio acerca de su sexualidad. La oficialía de la comisaría de Gishiri daba cuarenta y ocho horas a la comunidad LGTB para que abandonara el barrio “por su propia seguridad”.

Bisi Alimi declaraba al respecto: “Los crecientes ataques y la caza de brujas de las personas LGBTI en Nigeria es consecuencia del silencio de la comunidad internacional. Las personas LGBTI nigerianas viven en constante temor por sus vidas, propiedades y seres queridos. El ataque de Abuja, entre otros, es un efecto directo de la acción deliberada del Estado para criminalizar a una población muy indefensa y vulnerable. Hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas, los Estados Unidos, el Gobierno británico, la Unión Europea, la Commonwealth y la Unión Africana para que se posicionen en defensa de las vulnerables personas LGBTI de Nigeria”.

Veces compartido
Comentarios
  1. javi
  2. noctua
  3. javi
  4. Bernardo YOEL SHALOM
  5. Jon Hernández
  6. Hyc
  7. Carrington
  8. Hyc
  9. Oscar
  10. Carrington
  11. Hyc
  12. Miguel
  13. elio cesar
  14. babitas
  15. Miguel
  16. Seba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido