"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El activista LGTB cristiano Matthew Vines propone la abstinencia antes del matrimonio… también entre dos personas del mismo sexo

Matthew Vines, un joven activista gay cristiano, defiende en un libro la compatibilidad de su fe cristiana y su sexualidad. Vines, que es su momento se dio a conocer con una charla que alcanzó gran difusión en internet, se caracteriza sin embargo por defender una aplicación estrictamente paralela de la enseñanza tradicional sobre sexo a las relaciones homosexuales. Así por ejemplo ha afirmado su propósito de abstenerse de tener relaciones sexuales antes de su matrimonio con otro hombre.

Con solo 24 años de edad, Matthew Vines ha adquirido ya cierta notoriedad. Tras estudiar dos años en Harvard, en 2010 interrumpió su estancia durante un año para estudiar la Biblia y su uso en el tema LGTB. En marzo de 2012 se dio a conocer con una charla titulada The Gay Debate (que puedes leer en castellano aquí), pronunciada en una iglesia de su ciudad natal (Wichita, Kansas). En ella defendía la compatibilidad de la homosexualidad con el cristianismo. La charla tuvo una amplia difusión (a día de hoy cuenta con más de 700.000 visitas en YouTube). En 2013 Vines inició The Reformation Project, una asociación sin ánimo de lucro.

Recientemente ha publicado un libro, God and the Gay Christian (“Dios y el gay cristiano”, en el que retoma los argumentos de aquella charla y los desarrolla con mayor extensión. Su objetivo es demostrar que los argumentos bíblicos habitualmente esgrimidos en contra de las relaciones homosexuales no tienen fundamento. Pero más allá de esta crítica, Matthew quiere defender que lo dicho en la Biblia tiene un mensaje positivo para las personas LGTB cristianas. Bien entendida, sostiene él, la Biblia no da un mensaje de rechazo sino de aceptación. Con todos estos razonamientos, Matthew persigue dirigirse más allá del colectivo LGTB e interpelar a los miembros de las diferentes iglesias, especialmente las evangélicas. No en vano, buena parte de sus charlas han tenido lugar en templos evangélicos estadounidenses. “Lo que realmente quiero hacer es sencillamente abrir un diálogo”, afirma.

Igualdad LGTB… pero aceptando los demás ideales “clásicos”

Lo cierto es que si no fuera por su defensa de la inclusión de gays y lesbianas, Vines encajaría sin grandes problemas en el perfil del cristiano evangélico estadounidense. Destaca por ejemplo su compromiso personal de abstenerse de relaciones sexuales antes del matrimonio, de acuerdo al ideal clásico de “llegar virgen” a este, sólo que en su caso su matrimonio sería con otro hombre. “El Nuevo Testamento dice que el propósito del matrimonio es reflejar el amor de Cristo por la Iglesia; y en este sentido es un instrumento de nuestro propio sacrificio, de nuestra donación. Tener relaciones sexuales con alguien es el mayor don corporal que le puedes dar. No puedes dar más de lo que tú mismo eres físicamente (…) La idea es que si le estás dando a alguien todo lo que tú mismo físicamente eres, entonces eso tendría que corresponderse también con un compromiso emocional y personal equivalente”, sostiene.

Un debate abierto, más allá de lo religioso

La postura de Vines, por lo demás, entra de lleno en los debates sobre las diversas formas de vivir el amor y las relaciones. Éstos se dan tanto en el mundo homosexual “secular” como entre los colectivos LGTB cristianos. En el entorno LGTB en general, se han planteado desde hace tiempo otros modos de relación diferentes al paralelo con la pareja heterosexual monógama. Se habla así de parejas abiertas, de relaciones consensuadas entre diferentes personas, de soltería elegida, de relaciones esporádicas por opción, etc., todo ello al mismo tiempo que, en la práctica o por obra, otras personas eligen los ideales de pareja exclusiva o monógama. Entre los colectivos cristianos, hay quienes plantean que cuestionar la enseñanza tradicional sobre las relaciones homosexuales supone cuestionar el conjunto de las enseñanzas sobre sexualidad. Se habla así de replantearse cuestiones como las parejas abiertas o las relaciones esporádicas. Otros, en cambio, postulan que los cristianos LGTB están llamados a encarnar el ideal tradicional de la pareja monógama estable.

El debate lleva ya años y hay importantes voces a favor de una u otra opción. Desde parte de la teología queer, personas como Elizabeth Stuart defienden replantear el modelo, mientras que otras figuras como Jeffrey John (que ha llegado a ser candidato a obispo anglicano en dos ocasiones) defienden con firmeza la vigencia del ideal de pareja estable monógama. Más allá de lo puramente religioso, el de Matthew Vines puede tomarse en cualquier caso como un ejemplo más de la diversidad del colectivo LGTB, en el seno de cual caben las más diversas propuestas acerca de cómo vivir el sexo y los afectos.

Veces compartido
Comentarios
  1. Hop
  2. Enrique
  3. Mambrú
  4. Oscar
  5. Hans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido