"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Dos nuevos asesinatos de mujeres trans en Colombia y República Dominicana

Continúa la sangría tránsfoba en América Latina, un área del mundo en la que quizá más que en ninguna otra se evidencia cómo las personas transexuales constituyen sin lugar a dudas el grupo más vulnerable del colectivos LGTB. Si los asesinatos de hombres gays causan cada vez más repulsa social, los de personas transexuales, y muy especialmente los de mujeres que no encuentran otra salida que el trabajo sexual, pasan muchas veces desapercibidos.

Somos los primeros en dosmanzanas en reconocer y ser corresponsables de esta discriminación informativa. Es por eso que hoy queremos hacernos eco de dos terribles muertes ocurridas en Colombia y República Dominicana, respectivamente, que en esta ocasión han pasado el filtro de los medios locales y que vosotros mismos habéis puesto en nuestro conocimiento.

En Colombia, una mujer de 46 años, de nombre Marcela (aunque su identificación registral era Gabriel Mario Duque) murió a causa de las heridas recibidas en un barrio de Medellín por las pedradas que le lanzó un grupo de hombres, de los que poco se sabe aparte del color de la piel y de que uno de ellos vestía una camiseta morena.

Es bastante probable que Marcela, que al parecer era una conocida líder local del colectivo LGTB, fuera atacada por mera transfobia. Con ella iba un joven de 19 años (la fuente utilizada no específica nada sobre su identidad de género) que pudo escapar corriendo y avisar a un grupo de policías apostados a unas cuantas manzanas de distancia, que cuando llegaron al lugar donde Marcela yacía en el suelo no pudieron hacer nada por su vida.

En la República Dominicana, una joven de 27 años (que la fuente utilizada identifica como «un travestí de nombre Alexis») y que se dedicaba al trabajo sexual murió tras recibir una puñalada en un glúteo durante la celebración de las fiestas patronales de El Deán (provincia de Monte Plata). Las circunstancias que rodearon la puñalada son confusas, pero la joven llegó a acudir a un centro sanitario donde se le practicaron primeros auxilios y fue dada de alta. A la mañana siguiente su cuerpo fue encontrado sin vida en la habitación del «centro de diversión» Mambo Río. No queda claro si la muerte fue consecuencia directa de la herida, en cuyo caso es posible que la joven no recibiera la atención sanitaria que merecía.

La muerte de estas dos mujeres se une así a una larga lista de crímenes tránsfobos ocurridos en América Latina (el último de los asesinatos recogidos en dosmanzanas ocurría en Chile hace pocas semanas, pero se trata de un espanto global. Según datos recientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, solo entre octubre de 2013 y enero de 2014 al menos 58 mujeres trans fueron asesinadas en Argentina (2), Belice (1), Brasil (39), Chile (1), Colombia (2), Honduras (1), Jamaica (1), México (3), Perú (2), Estados Unidos (2), Uruguay (1) y Venezuela (3).

Distintos informes señalan también que al menos 58 hombres gays habrían sido asesinados en el mismo período en Brasil (50), Chile (3), Cuba (1), Honduras (1), México (2) y Perú (1), aunque no es descartable que algunas de estas víctimas reportadas como homosexuales fueran en realidad mujeres transgénero (sin contar con que en principio la población de hombres gays es mayor que la de mujeres transgénero).

Y en Brasil, asesinato de un joven gay de 18 años

Sin movernos de América Latina no podemos dejar de reseñar el asesinato de João Antônio Donati, un joven gay brasileño de 18 años cuyo cadáver fue encontrado hace varios días con señales de violencia en Inhumas (Estado de Goiás). La muerte de Donati ha tenido gran repercusión en redes sociales al difundirse la noticia de que le habían introducido papeles en la boca, en uno de los cuales podía leerse «Vamos a terminar con la plaga de los homosexuales». Incluso ha tenido lugar una campaña de repulsa en Brasil en la que jóvenes LGTB han posado con papeles en la boca en los que podían leerse #NãoVocêsNãoVão  («No, no van a hacerlo») y #NaoSomosPraga («No somos plaga»). Una información que finalmente parece que no era cierta, lo que no impide que la muerte del muchacho sea en cualquier caso un crimen espantoso.

La muerte del adolescente quizá podría tener relación con la homofobia internalizada de su agresor, otro joven de 20 años que ya ha sido detenido y que ha confesado haberle matado tras una discusión que tuvo lugar tras mantener relaciones sexuales. El asesino ha contado a la policía que no conocía antes a la víctima y que pese a mantener con cierta frecuencia relaciones con otros hombres él «no es homosexual». Esperamos que la investigación policial aclare lo que realmente sucedió y que en cualquier caso la muerte del joven Donati y la reacción de solidaridad que ha despertado sirva para combatir la LGTB en un país como Brasil, que tanto lo necesita.

Veces compartido
Comentarios
  1. Despotorramiento feroz
  2. Yvonne
  3. Ryszard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido