"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Nuevas evidencias del infierno que las personas LGTB viven en Jamaica

Human Rights Watch ha hecho público un informe que detalla la situación que viven las personas LGTB en Jamaica. Discriminación, amenazas, palizas, violaciones y asesinatos están a la orden del día. Expulsadas de sus casas, sin trabajos a los que poder acceder, muchas de ellas acaban malviviendo por las calles.

No es ningún secreto que la sociedad jamaicana es muy probablemente la más homofóbica de América. Resulta muy simbólico que el último 28 de junio, Día del Orgullo LGTB, los que se manifestaran por las calles de Kingston, la capital del país, fueran los homófobos, que alentados por sus líderes religiosos protestaron contra una supuesta “agenda gay” y contra lo que consideran “creciente amenaza de la homosexualidad”. Miles de personas llenaron una de las plazas más importantes de la ciudad para exigir, por ejemplo, que se mantenga la criminalización de las relaciones homosexuales masculinas, castigadas según los casos con penas de hasta 10 años de cárcel. Legislación de la que apenas se hace uso en la práctica, pero que sirve de paraguas legal al acoso y la violencia contra la comunidad LGTB.

En dosmanzanas hemos recogido numerosos episodios de esta violencia a lo largo de los últimos años. En diciembre de 2010 era asesinado un activista gay que, según informó entonces el colectivo J-FLAG (Jamaica Forum for Lesbians, All-sexuals and Gays) había sido previamente amenazado. En junio de 2012 eran asesinados otros dos hombres gays. A finales de ese mismo año, dos jóvenes descubiertos manteniendo relaciones en los baños de la Universidad Tecnológica de Jamaica caían en manos de una muchedumbre enfurecida y uno de ellos era golpeado brutalmente por los guardas de seguridad.

En septiembre de 2013, conocimos el caso de un joven que escapó milagrosamente de un linchamiento homófobo. Tan solo dos semanas más tarde, cuatro hombres homosexuales que compartían vivienda vieron cómo un grupo de agresores le prendían fuego. Esa misma casa había sido también el último lugar en el que vivió Dwayne Jones, una joven adolescente transgénero asesinada pocas semanas antes por una turba de personas que descubrieron su condición.

El informe de Human Rights Watch, uno más…

Esta terrible realidad ya ha sido denunciada por ejemplo por la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), que en un informe sobre la situación de los derechos humanos en Jamaica publicado en 2012 puso de manifiesto la vulnerabilidad de su colectivo LGTB. El informe (que se puede descargar en castellano aquí) dedicaba quince páginas a la discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género (páginas 105 a 120). Como respuesta, el Gobierno de Jamaica anunció la aprobación de una normativa antidiscriminatoria contra las minorías que por el momento no se ha materializado.

Precisamente la CIDH tiene pendiente de resolución la denuncia de Gareth Henry, un activista jamaicano que obtuvo asilo político en Canadá debido a la persecución que sufría en su país debido a su orientación sexual. Henry, que fue líder de J-FLAG, vio morir asesinados a 13 de sus amigos y él mismo fue objeto de amenazas de muerte por parte de la policía.

… aunque especialmente completo

Pero ahora es la organización Human Rights Watch la que detalla, en un completo documento de 86 páginas (que puedes descargar en PDF aquí) hasta 56 casos de violencia contra personas LGTB, en muchos de los cuales ni siquiera se llevó a cabo investigación policial. Denunciaron 19 víctimas, pero solo fueron tenidos en cuenta 8 casos, y de estos solo en 4 hubo detenciones. En algún caso los propios polícias contribuyeron a la agresión.

El informe también recoge casos de discriminación flagrante, llevada a cabo tanto por instituciones públicas como privadas, así como la situación de personas LGTB que repudiadas por sus propias familias se ven obligadas a malvivir por las calles.

A continuación insertamos un vídeo producido por Human Rights Watch, de algo más de 4 minutos de duración, en el que -en inglés- se recogen declaraciones de activistas (que recuerdan, por ejemplo, el asesinato de Dwayne Jones) y se hace un resumen de la situación. Entre los entrevistados está el mencionado Gareth Henry, que con lágrimas en los ojos recuerdan las amenazas de las que fue objeto.

«Reinas de la alcantarilla»

Insertamos por último el reportaje que Vice presentó hace escasas semanas sobre las denominadas «reinas de la alcantarilla», un grupo de personas LGTB sin techo (fundamentalmente hombres gays y mujeres transgénero) que han hecho de unas viejas alcantarillas de Kingston su hogar y que pese a las adversidades han sido capaces de crear una incipiente comunidad de resistencia frente a la violencia de la que son objeto.

El reportaje, de casi 25 minutos de duración (y que cuenta con subtítulos en castellano), cuenta también con declaraciones de Maurice Tomlinson, uno de los activistas LGTB más conocidos de Jamaica, que lucha por conseguir la eliminación de su legislación homófoba:

Veces compartido
Comentarios
  1. elio cesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido