"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Alicia Ramos (cantante): «La censura más grave es la que la ciudadanía se aplica a sí misma»

Es canaria y tiene 45 años. Activista LGTB, transexual y lesbiana, lleva años en el mundo de la música y acaba de grabar Ganas de quemar cosas, un disco con «las diez canciones que nunca me han fallado». Dice que nunca entraría en política —»A mi edad no estoy para disciplinas ni argumentarios»— y confiesa que su pareja no soporta de ella su gusto por masticar huesos.

Empezó su carrera a los nueve años. ¿A quién ponía verde a esa edad? 

Yo empecé a aprender a tocar a esa edad. Pero no hacía canciones. Tocaba folklore canario. O lo intentaba.

¿Qué hace una cantante de country rock recorriéndose los garitos de Madrid? 

Cuando llegué a Madrid ya llevaba mucho tiempo tocando, pero tenía trabajos ‘normales’ como camarera, dependienta o teleoperadora. Hace tres años y pico me quedé sin trabajo ‘normal’ y ya no encontré ninguno más, así que lo de tocar por ahí se convirtió en mi única fuente de ingresos. Y empecé a dedicarle cada vez más tiempo. Luego me separé y me quedé bastante sola, y decidí decir que sí a todo, a colaborar en todos los actos que me propusieran, aunque llegar hasta allí y volver fuera caro, difícil o incómodo, y a tocar en todos sitios como si fuera el concierto más importante de mi vida. Y me gusta esta vida, la verdad. Es dura, pero me gusta.

“Me inspiro en las grietas de un sistema que nunca acaba de caer”. ¿Ve necesaria una revolución? 

Cuando hablaba de un sistema que no acaba de caer supongo que me referiría al “capitalismo de amiguetes” que se ha consolidado y a la irracionalidad misma de un sistema que parte de premisas delirantes como el crecimiento económico indefinido y que no asume que los recursos del planeta son finitos y su capacidad para regenerarse, limitada. Es la dialéctica entre la barbarie y la razón. Pero si nos ceñimos a la visión lineal tradicional que vincula las relaciones sociales y de producción con el grado de desarrollo de las fuerzas productivas, y todas esas cosas, a lo mejor habría que tener en cuenta que en la mayoría de los territorios que componen en la actualidad el Estado Español no se ha producido ni siquiera una revolución burguesa ‘homologable’.

Cuando compuso Muérete tú, si esodedicada a la directora gerente del FMI, ¿había tenido un mal día?

No. La canción está construida desde el estupor, no desde la ira.

También le ha dedicado un temita al yerno del Rey. ¿Qué tiene Urdangarín que no tuviera Marichalar?

Un montón de dinero de origen irregular.

¿Siente usted especial predilección por los ladrones de guante blanco? 

Siento una predilección, rayana en la lujuria, por la diferencia de percepción de la gravedad del delito en función de la clase social del infractor.

¿Qué tema le dedicaría a Rajoy?

Creo que era previsible. Rajoy no es nadie, es un mero gestor, un procurador, un testaferro de los intereses de quienes le han puesto ahí. Está enfangado de corrupción hasta las orejas pero no dimitirá jamás porque él no está ahí por principios, ni por vocación de servicio a la comunidad, ni nada de eso. Él es un empleado que cumple con un programa que consiste, resumiendo, en garantizar la continuidad de un escenario jurídico y económico que permita a los grandes financieros e inversores de toda laya seguir haciendo su agosto esquivando regulaciones y controles, y, por supuesto, impuestos. Los resultados de su gestión son ricos más ricos, pobres más pobres, brecha social, paro desbocado, conversión de capital público en capital privado, conversión de deuda privada en deuda pública. Lo esperable. No se merece una canción, creo. Sería la misma vieja canción.

¿Qué político de otro partido sería su mayor fuente de inspiración musical? 

Yo no hago canciones personalizadas a políticos, por lo general. Los casos de Christine Lagarde e Iñaki Urdangarín son excepciones y huelga señalar que ninguno de los dos milita ni ocupa cargo alguno en el Partido Popular. De hecho, Iñaki Urdangarín ni siquiera es político. Estas dos personas aparecen en sendas canciones por lo que de símbolo de la desigualdad, de la iniquidad y de la desfachatez tienen. No tiene nada que ver con su adscripción ideológica.

Se muestra muy crítica con la aprobación de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. ¿Le han puesto a usted muchas mordazas? 

Creo que la censura más grave es la que la ciudadanía se aplica a sí misma. Hace unos meses participé en un programa de una televisión privada como invitada, como ‘figurante con frase’, y dije todas las frases incisivas que pude. También tenía la ocasión de cantar, en principio lo que yo quisiera. Hace unos días lo emitieron. Los responsables de la edición habían hecho una cirugía perfecta y todos los motivos mínimamente comprometidos habían sido extirpados pulcramente, sin cicatriz, de mi intervención. Parecía una perfecta niña buena. Hasta la canción fue depurada de agentes patógenos. Y en principio no hay censura que obligue a una televisión privada.

Hace unas semanas, un político de IU colgó en alguna red social la frase: “toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. Le llovieron palos de todos lados, desde los que lo comparaban con egregios dictadores hasta los que expresaban su decepción con la deriva radical de la formación que representaba, pasando por los contemporizadores que le reconvenían advirtiéndole de lo poco recomendable que era ir por la vida a base de soflamas de barricada. La escueta respuesta fue: “es el artículo 128.1 de la Constitución Española”. La única censura realmente peligrosa es la que un sistema consigue que la ciudadanía se imponga a sí misma.

Canaria de pura cepa. ¿Qué tal le salen las papas arrugadas?

La gastronomía canaria, como todas, me imagino, se basa en los productos locales. Sin papas terrentas, negras, de yema, de baga o meloneras, no hay papa arrugada que sirva.

¿Le parece que Paulino Rivero es el rey tuerto en el país de los ciegos?

Creo que fue Woody Allen, o alguno de sus personajes, el que dijo algo así como “los malos han descubierto algo que los buenos no sabemos”. Ser bueno no significa ser ciego, aunque a menudo lo parezca.

Veces compartido
Comentarios
  1. lorena guzman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido