"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La delegada del Gobierno en Madrid, contra las banderas arcoíris en los ayuntamientos: no es la bandera «que debe regir para todos»

Parece que el Gobierno español no quiere banderas arcoíris en los ayuntamientos porque se trata de un símbolo que no es el que «debe regir para todos». Eso es lo que se desprende de las declaraciones de su delegada en Madrid, Concepción Dancausa, a Radio Nacional de España, en relación a la decisión del equipo de la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de colocar la bandera en diversas sedes municipales como motivo del Orgullo LGTB. Dancausa considera que en todo caso basta con «un lazo», como según ella «se ha hecho muchas veces».

El izado de banderas arcoíris en sedes oficiales es toda una tradición en muchos países con motivo de celebraciones como el Orgullo LGTB o el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, y a lo largo de los últimos años este gesto se ha ido extendiendo a lo largo y ancho de la geografía española. Pero no ha sido hasta este 2015, tras el significativo cambio político ocurrido en las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, cuando se ha producido todo un estallido multicolor y numerosos ayuntamientos, de diversos colores políticos, han decidido colocar la bandera arcoíris en sus sedes. Hoy mismo hemos hecho un llamamiento a todos los que queráis enviarnos fotos a través de las redes sociales para mostrar algunos de estos lugares.

Sin embargo, como tantas veces ocurre en este país, no ha sido hasta que el Ayuntamiento de Madrid (gobernado por la izquierda por primera vez desde hace más de 25 años) ha decidido colocar la bandera tanto en su sede de Cibeles como en las diversas juntas de distrito cuando se ha producido la polémica. La delegada del gobierno en Madrid ha mostrado públicamente su desagrado por un gesto que considera inadecuado, ya que la bandera arcoíris «no es la que debe regir para todos». Concepción Dancausa ha considerado mejor poner «un lazo», algo que según ella «se ha hecho muchas veces como una manifestación de apoyo». 

La delegada miente

Lo cierto es que el que escribe esta entrada, que lleva acudiendo a la Manifestación del Orgullo LGTB de Madrid desde hace casi dos décadas, jamás ha visto lazo alguno de color arcoíris en la fachada del Ayuntamiento de la capital, ni desde que su sede es el antiguo Palacio de Telecomunicaciones de Cibeles ni tampoco en la histórica Casa de la Villa (sede tradicional del Ayuntamiento hasta que Alberto Ruiz-Gallardón gastó 500 millones de euros de dinero público en el cambio).

Así que, por lo que a Madrid se refiere, podemos asegurar que Dancausa miente cuando afirma que se ha puesto un lazo «muchas veces». Y eso que Dancausa debería saberlo bien, no en vano ha sido delegada de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid. En 2011, por ejemplo, se enfrentó dialécticamente a Pedro Zerolo para justificar su rechazo a una declaración institucional del Ayuntamiento sobre el Orgullo por incluir la palabra «matrimonio». “Tenemos todo el derecho a recurrirla (la ley que abrió a las parejas del mismo sexo el derecho a contraer matrimonio, sobre la que  aún no se había pronunciado el Tribunal Constitucional) si no está de acuerdo con la Constitución. Solo discutimos el nombre. Si usted hubiera querido que estuviéramos de acuerdo, habría sido posible, pero no ha querido buscar puntos en común”, afirmó entonces Dancausa.

En Mérida, el PP solicita la retirada de un paso de cebra arcoíris

Y hablando del PP (partido que gobierna España y al que pertenece Dancausa) y de los colores del arcoíris, Fundación Triángulo Extremadura ha denunciado la actitud del grupo municipal popular en Mérida, que ha solicitado que por razones de seguridad sea retirado el paso de cebra con dichos colores instalado a iniciativa de este colectivo con el visto bueno del Ayuntamiento (gobernado desde hace pocos días por el PSOE). Un gesto que se ha llevado a cabo por el momento en Villanueva de la Serena, Don Benito, Vivares, Plasencia y Villanueva del Fresno, además de en Mérida.

Para José María Núñez, Presidente de Fundación Triángulo, «el PP emeritense se equivoca, no existe riesgo alguno, y además no es la primera vez que se ha hecho. Sí en Extremadura, pero no en otras partes de España o del mundo, de hecho se hizo en Vitoria, donde gobernaba el propio Partido Popular. Y además se va a instalar hoy miércoles en Plasencia, donde gobierna un alcalde del PP”. “Acedo [por Pedro Acedo, alcalde hasta hace pocos días y ahora en la oposición] siempre ha sido una persona resistente a reconocer la diversidad afectivo sexual, está claro que pertenece al ala conservadora del PP que se resiste a los cambios sociales, y nos lo ha demostrado muchas veces, no recibiéndonos ni respondiéndonos a ninguna demanda en todas las legislaturas en las que ha sido alcalde”, ha añadido Núnez.

Veces compartido
Comentarios
  1. Urlo
  2. daniel
  3. rac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido