"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Ayuntamiento de Madrid, con la abstención del PP, aprueba la puesta en marcha de una serie de medidas para combatir la LGTBfobia

Ayuntamiento de Madrid plenoEl Pleno del Ayuntamiento de Madrid, con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos y la incomprensible abstención del Partido Popular, aprobó este miércoles, a propuesta de los dos primeros, la puesta en marcha una serie de medidas encaminadas a combatir la violencia por LGTBfobia en la ciudad de Madrid, que en los últimos meses, al menos a tenor del número de denuncias presentadas, parece estar conociendo un repunte. La aprobación de las medidas coincidía con la denuncia de una nueva agresión de carácter homófobo en la capital.

Las medidas forman parte de una moción con motivo del próximo Día Internacional contra la LGTBfobia (que puedes descargar aquí) e incluyen:

  • Impulsar un estudio diagnóstico de la situación en el marco de un Plan integral contra los Delitos de Odio.
  • Fomentar el fortalecimiento y el crecimiento del asociacionismo LGTB.
  • Reconocer institucionalmente tanto el 28 de junio, Día del Orgullo, como el 17 de mayo, Día Internacional de lucha contra la LGTBfobia, y llevar a cabo pronunciamientos de condena públicos de las agresiones como forma de promoción del rechazo público y social.
  • Promover el conocimiento y el compromiso con la lucha contra la LGTBfobia entre el personal laboral de la administración local, especialmente entre los cuerpos policiales, a través de campañas de sensibilización y cursos de formación desarrollados por los propios colectivos.
  • Crear puntos de encuentro LGTB, del tipo de un Consejo de Asociaciones LGTB de la Ciudad de Madrid, para fomentar y estabilizar la comunicación y cooperación.
  • Avivar una política social sensible con la diversidad familiar.
  • Apoyar y difundir las campañas informativas y preventivas contra las agresiones que realizan los colectivos en todos los espacios que competen a la administración local, especialmente en lugares de ocio, educativos, asistenciales, administrativos y de transporte.
  • Garantizar la atención integral a todas las personas que han sufrido discriminación o que han sido objeto de un delito de odio, con especial atención a los colectivos más vulnerables.

Se da la circunstancia de que en algunas de estas medidas el Ayuntamiento de Madrid lleva ya trabajando varios meses, pero los grupos promotores de la moción, Ahora Madrid y socialistas, han querido hacerlas explícitas en la moción aprobada.

Moción que ha contado por cierto con el apoyo por Ciudadanos pero no del PP, que ha justificado su abstención por, según aseguran, haber sido excluido de la negociación de las medidas, y por el hecho de que la competencia para luchar contra los delitos de odio recae en la Policía Nacional. Especialmente sorprendentes resultan las declaraciones que, según podemos leer en eldiario.es, hizo al respecto la concejal popular Beatriz Elorriaga. «Para el interés que tienen ustedes en estos temas, que lo consideran prioritario y están siempre trayéndonos temas que afectan a este grupo de personas [sic] nos han presentado una proposición muy confusa, muy poco trabajada y llena de tópicos y obviedades», declaró Elorriaga.

Denuncian una nueva agresión

Poco después de que el Ayuntamiento de Madrid aprobara una moción que esperemos no quede en una mera declaración de intenciones, se conocía una nueva agresión homófoba en la capital, ocurrida el pasado día 22. Según ha denunciado Arcópoli, I.R., un chico gay de 34 años, caminaba ese día por su barrio, en el distrito de Vallecas, cuando recibió un fuerte golpe en la espalda que lo tiró al suelo. A continuación empezó a escuchar insultos homófobos por parte de su agresor, del tipo de “maricón, travesti, sidoso, comepollas”, mientras le propinaba patadas y puñetazos. El agresor acabó huyendo y la víctima pudo regresar por su propio pie a su casa, desde donde se dirigió en compañía de un vecino al hospital, donde se le facilitó el correspondiente parte de lesiones. Posteriormente, acompañado por un voluntario de Arcópoli, interpuso la correspondiente denuncia. El agredido se encuentra todavía de baja laboral.

Con esta agresión, el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia contabiliza ya 62 ataques en lo que va de año. El Observatorio ha convocado una concentración el próximo sábado 30 de abril a las 18:00 horas en la Puerta del Sol «para poder canalizar la indignación social y solicitar mayor implicación a las instituciones madrileñas en la lucha contra esta lacra».

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ofrece acompañamiento y asesoramiento a las víctimas desde el mismo instante en que sufren la agresión y hace un seguimiento del recorrido de la denuncia en los juzgados. Puedes contactar con su equipo de voluntarios a través del teléfono 618 54 71 66 (llamada o WhatsApp) y online en la dirección web http://contraelodio.org

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido