"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Sale del armario como mujer trans a los 90 años: «Me he quitado un peso de encima. Estaba viviendo una mentira»

Nunca es tarde para empezar a vivir públicamente como la persona que realmente eres. Buen ejemplo es el de Patricia Davies, que a sus noventa años ha iniciado el proceso de reasignación de sexo y ha decidido visibilizarse públicamente como la mujer que siempre ha sido.

Patricia Davies ha vivido secretamente su condición de mujer trans durante casi un siglo. Conocida como Peter, y mostrando públicamente una identidad masculina, Patricia sirvió en el Ejército británico entre 1945 y 1948, y ha trabajado como fotógrafa industrial. Desde su más tierna infancia (tres años de edad) era ya consciente de su condición de mujer, pero los años que le tocó vivir, muy díficiles para las personas trans, le impidieron dar el paso de visibilizarse públicamente e iniciar su proceso de transición física. El miedo al rechazo, a ser considerada enferma o  a ser «tratada» con electroshock pudieron más que sus ganas de vivir de acuerdo a su verdadera identidad.

En su interior, sin embargo, Patricia siempre lo tuvo claro, y de hecho acabó revelándolo a la que fue su esposa casi cuarenta años después de su matrimonio. “Yo tenía 60 años [se casó a los 21] Fue muy comprensiva y me ayudó en todo, aunque las dos acordamos que lo mantendríamos en secreto», cuenta. Hasta tal punto es así que su propia esposa le regalaba ropa de mujer y joyas para que las vistiese en casa. De hecho hubo un momento en que se atrevió a salir de casa con tacones altos, pero decidió no volver a hacerlo tras ser insultada por un grupo de adolescentes, que llegaron a arrojar huevos a sus ventanas.

Patricia quedó viuda hace varios años y ahora, cumplidos los 90, ha reunido por fin el valor para hacer pública su historia. La mujer ha iniciado tratamiento hormonal y ya se visibiliza plenamente como mujer en su pequeño pueblo de Leicestershire, en el centro de Inglaterra. Ella no lamenta la vida que ha vivido («nunca he sido del todo infeliz. Siempre he procurado disfrutar del lado bueno de las cosas», asegura), pero de lo que no cabe duda es de que es ahora cuando realmente se siente cómoda con ella misma. «Me he quitado un gran peso de encima. Estaba viviendo una mentira», afirma.

Os dejamos con una entrevista en vídeo a Patricia, cuyo ejemplo nos da aún más ganas de seguir luchando. Sin duda, una estupenda historia para conmemorar, este 31 de marzo, el Día Internacional de la Visibilidad Trans (aunque en España celebremos nuestro propio Día de la Visibilidad Trans cada 15 de marzo, coincidiendo con el aniversario de la aprobación de la primera ley de identidad de género de nuestra historia):

Veces compartido
Comentarios
  1. Héctor M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido