"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

La nueva serie infantil de Netflix protagonizada por Julie Andrews incluye a un personaje de género no binario

Poco a poco la diversidad sexual y de género va ganando visibilidad. Un bonito ejemplo es el de la nueva serie infantil de Netflix, Julie’s Greenroom (o Julie entre bambalinas, como ha sido titulada en su versión en castellano), protagonizada por Julie Andrews, uno de cuyos personajes principales, Riley, es una niña de género no binario.

Julie entre bambalinas mezcla personajes de carne y hueso y marionetas. Su personaje principal es la maravillosa Julie Andrews, que es también una de las creadoras y productoras de la serie (junto a su hija Emma Walton Hamilton y a Judy Rothman). Andrews encarna a la directora de una academia de artes escénicas, que junto a su ayudante Gus (Giullian Yao Gioiello) y su perro transmite sus enseñanzas a los «greenies» o «bambalineros», un grupo formado por cinco niños y un pato. Se trata de una clase diversa y heterogénea: hay una niña hispana, un niño negro, otro niño en silla de ruedas…

Una de las niñas es precisamente Riley, que diversos medios LGTB anglosajones (e incluso la propia Wikipedia) presenta como el primer personaje de género no binario en una serie infantil. Todos los alumnos son personajes encarnados por marionetas creadas por la factoría de Jim Henson, de la que salieron también los inolvidables personajes de Barrio Sésamo, el Show de los Teleñecos o Los Fraggle. La serie cuenta, en cada uno de sus episodios, con un invitado especial, que ilustrará a los pequeños sobre algún aspecto de las artes escénicas.

En realidad, la serie no se preocupa de definir explícitamente el género de sus protagonistas. Pero mientras que sus compañeros se ajustan a una estética más estereotipadamente masculina o femenina (tanto por sus cortes de pelo como por su vestimenta o incluso sus voces), Riley tiene una apariencia andrógina. Responde, eso sí, a pronombre femenino (y por eso la denominamos en femenino). Pero su voz es más grave que la de las otras niñas y se interesa por lo que tradicionalmente se consideran «cosas de chicos» (en el primer episodio, por ejemplo, vemos que mientras el resto de chicos sabe el tipo de taller en el que va a participar, a Riley la han matriculado sus padres y acude pensando que va a recibir lecciones de robótica).

En una entrevista publicada hace pocas semanas por The New York Times, que calificaba al grupo de pupilos de la academia de artes escénicas como una auténtica «coalición arcoíris» y a Riley como «de género neutro», Emma Walton Hamilton precisaba que «si se nos presiona, diríamos que en principio es una chica. Pero que quizá no lo sea siempre». «Hemos querido ser tan diversos como fuese posible», añadía.

Muy recomendable y entretenida. Os dejamos con su tráiler oficial:

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido