"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El reelegido primer ministro de Malta promete que el matrimonio igualitario será la primera ley de la nueva legislatura

Como informábamos hace solo unos días, Malta ha vuelto a encabezar la clasificación en el informe de derechos LGTB que realiza anualmente ILGA Europa entre los países del viejo continente. A esto se suma el compromiso del recién reelegido primer ministro, Joseph Muscat, de que el matrimonio entre personas del mismo sexo se convierta en la primera ley que apruebe el nuevo Gobierno. Durante la celebración del Día de la Commonwealth decía, en relación a las políticas igualitarias, que «soy consciente de que hay líderes que saben que las cosas deben cambiar, pero son cautelosos de cómo la sociedad reaccionará a su primer movimiento”.

Las elecciones parlamentarias de Malta, celebradas el pasado domingo, han otorgado una aplastante victoria al Partido Laborista, mejorando ligeramente los resultados de 2013. Con el 55% de los votos, Joseph Muscat comienza su segunda legislatura como primer ministro, con la tranquilidad de gobernar con mayoría absoluta. El segundo más votado ha sido, con el 43,6%, el Partido Nacionalista, que se abstuvo en la votación de la ley de uniones civiles de 2014 por no acabar de compartir la inclusión del derecho de adopción. Sobre este asunto, el primer ministro decía que “Simon Busuttil no tiene credibilidad” ya que, además de la mencionada abstención de su grupo, “pasó días esperando hasta que dijo que estaba en contra de las terapias de conversión gay”.

Muscat ha asegurado que, para el nuevo Gobierno que vuelve a encabezar, el matrimonio igualitario es una auténtica prioridad. Así pues, los laboristas pretenden avanzar los trámites de presentación antes del receso parlamentario estival. Michaela Muscat, que en su cuenta de Twitter se define como “feminista” y es hija de la jefa de gabinete del primer ministro en la anterior legislatura, se felicitaba públicamente porque “cinco minutos después de ser reelegido presidente, Joseph Muscat dice que su primera ley será el matrimonio gay”:

Desde su posición como presidente de turno de la Commonwealth, Muscat reivindicaba en marzo el fin de la criminalización de las personas LGTB en los Estados miembros de esta organización internacional. En la mayoría de los países integrantes, las relaciones entre personas del mismo sexo están consideradas un delito, penado en muchos casos con largos años de cárcel y, en algunos casos, con la muerte. El origen de estas legislaciones represivas se encuentra mayoritariamente en la época colonial británica. «Soy consciente de que hay líderes que saben que las cosas deben cambiar, pero son cautelosos de cómo la sociedad reaccionará a su primer movimiento”, afirmaba el líder maltés. En este sentido, añadía que “a ellos, dije y digo, que la Commonwealth estará con ellos para ayudarles a dar sus primeros pasos. La historia, estoy seguro, les juzgará positivamente cuando lo hagan».

El viraje inclusivo de Malta

Malta es un país profundamente católico (se aprobó el divorcio en 2011) y, no obstante, en los últimos años se está convirtiendo en un referente de políticas igualitarias, a las que, como hemos explicado en líneas anteriores, está previsto que se sume en los próximos meses la total equiparación matrimonial de las parejas del mismo y de distinto sexo.

A finales del año pasado, el Parlamento maltés prohibía las llamadas “terapias” reparadoras de la homosexualidad y ampliaba su ley de identidad de género. Con esta legislación, Malta se convertía en el primer estado de Europa en prohibir las dañinas e inútiles “terapias” reparadoras de la homosexualidad o la transexualidad. Asimismo, mejoraba su ya avanzada normativa legal para permitir a las personas transgénero solicitar el cambio en el registro del sexo legal a partir de los 16 años (hasta entonces eran 18) y a la población reclusa servir condena en una prisión acorde a su identidad de género.

Su anterior ley de identidad de género hay que decir que ya reconocía y amparaba los derechos de las personas transexuales e intersexuales, despatologizando por completo la transexualidad e incluyendo a los menores. Como ya hemos dicho desde dosmanzanas en varias ocasiones, el de Malta es todo un ejemplo para la comunidad internacional.

Veces compartido
Comentarios
  1. jorge
    • Oscar
    • sss
  2. Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido