"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El amor, sin más: críticas de la novela “Llámame por tu nombre” y la película “Call Me by Your Name”

Hay libros que cambian tu vida. Y películas que hacen lo mismo. Y luego hay películas que cambian tu vida basadas en libros que cambian tu vida. Ese es el caso de Call Me by Your Name, película de estreno hoy basada en la novela homónima de 2007, la cual llega en unos días a las librerías españolas tras llevar años descatalogada.

Llámame por tu nombre (Call Me by Your Name, 2007) es la primera novela del americano-italo-egipcio André Aciman, quien ha publicado desde entonces Eight White Nights (2010), Harvard Square (2013) y Enigma Variations: A Novel (2017). La obra nos traslada a un apacible verano ochentero del norte de Italia, donde se fragua un romance entre un perceptivo chico de diecisiete años (Elio), y el nuevo ayudante de su padre, un veinteañero estadounidense (Oliver). Pero lo hace desde un futuro en el que Elio rememora lo vivido con una mezcla de nostalgia y pesar, lo que sume toda la narración en pura melancolía. El perfecto uso de la primera persona nos lleva a identificarnos con el perspicaz protagonista desde el principio, agonizando con él ante el juego del ratón y el gato al que parece jugar inconscientemente con Oliver, disfrutando con él de las delicias del primer amor y sufriendo con él cuando nos damos de bruces con la cruda realidad. Plagada de reflexiones inolvidables sobre el autodescubrimiento vital, la lealtad de la pasión amorosa y el peso del paso del tiempo, este libro conmueve y destroza por la inmensa honestidad que alberga, la cual resulta especialmente impactante a la hora de retratar la fusión de cuerpos y almas entre dos hombres que, pese a disfrutar de un ambiente harto progresista, albergan miedos internos respecto a su sexualidad. Una joya.

Diez años después de la publicación de la novela, el guionista británico James Ivory, artífice de la icónica película de temática gay Maurice (1987) —además de clásicos como Una habitación con vistas (1985), Regreso a Howards End (1992) o Lo que queda del día (1993), todos ellos basados en grandes novelas— y el realizador italiano Luca Guadagnino (Yo soy el amor, 2009) la han llevado a la gran pantalla tal y como todos sus lectores hubiéramos soñado. Recién nominada a los Oscars a mejor película, guion adaptado, actor y canción, Call Me by Your Name es una auténtica joya donde la elegante puesta en escena (desde la cálida y colmada de significado fotografía de Sayombhu Mukdeeprom hasta las conmovedoras canciones de Sufjan Stevens, pasando por el refinado uso de localizaciones italianas al ritmo de música clásica) y la propia historia de amor conforman un tándem indestructible. En el centro de todo, un actor en estado de gracia, Timothée Chalamet, quien ofrece una de las interpretaciones más sentidas, personales y atrayentes de la historia del cine. Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel y, por supuesto, Armie Hammer lo arropan maravillosamente, aun cuando, tal y como sucedía con la novela, es en los sentimientos del joven donde reside la magia del filme. Sensual en su candidez y desgarradora en su sutileza, Call Me by Your Name es una mágica exploración del poder del (des)amor. Se trata, sin lugar a dudas, de la mejor película del año.

La película llega hoy mismo a la cartelera española y sobra decir que su visionado es obligatorio. Os aconsejo, eso sí, que leáis la novela, pero poco importa el orden en que degustéis ambas obras, pues dialogan entre ellas y se complementan a la perfección. En cualquier caso, si podéis acercaros al libro en inglés, mejor; si no, lo tendréis en castellano el 2 de febrero de la mano de Alfaguara (que ya publicó Harvard Square en 2015). Leed el libro, ved la película. Una y otra vez. No os arrepentiréis.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido