"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Un año de Trump: incremento del 86 % en los homicidios con víctimas LGTB y descenso de la aceptación del colectivo entre la población estadounidense

Los datos y las encuestas muestran cómo los ataques a la comunidad LGTB por parte de la Administración Trump han tenido consecuencias nefastas a lo largo del año 2017. Los homicidios causados por la orientación sexual o identidad de género de las víctimas se han incrementado en un 86 % respecto al año anterior en los Estados Unidos (si se exceptúa la brutal masacre de The Pulse). La aceptación de las personas LGTB por parte de la población estadounidense ha disminuido por primera vez desde que se realiza este tipo de sondeos, situándose en un preocupante 49 %. Las cifras demuestran que tanto las legislaciones, como la difusión de mensajes LGTBfobos por parte de los medios afines al Gobierno de Donald Trump, están haciendo mella en lo conseguido en años de lucha contra la discriminación.

Según el informe anual titulado «Una crisis de odio», que elabora el New York City Anti-Violence Project, el número total de homicidios causados por la orientación sexual o identidad de género de las víctimas en los Estados Unidos ha sido de 52 durante el año 2017, un 86 % mayor que en el año anterior. El informe, como es su costumbre, solo tiene en cuenta asesinatos y homicidios producidos en un ataque individual, por lo que excluye la masacre de The Pulse, ocurrida a comienzos de 2016, en la que fueron asesinadas 49 personas.

De las 52 víctimas, 22 fueron mujeres transexuales (la mayoría de ellas de raza negra), 20 fueron hombres cisgénero homosexuales o bisexuales, 5 mujeres cisgénero lesbianas o bisexuales, 1 hombre transexual y 4 personas de género no binario. En el año 2016, el total de víctimas fue de 28, de las que 17 fueron mujeres transexuales y 4 eran hombres cisgénero homosexuales o bisexuales, colectivo en el que el número de víctimas ha experimentado un incremento abrumador.

Según Beverly Tillery, directora de la Coalición Nacional de Programas Antiviolencia, que reúne a más de 40 organizaciones, el incremento de estos crímenes coincide con el fin de un período presidencial (el de Barack Obama) y el comienzo de otro (el de Donald Trump) durante el cual las cifras se siguen incrementando aceleradamente. Tillery opina que «Trump ganó las elecciones diciendo que era hora de recuperar América para las personas que se sentían oprimidas por las personas LGTB, los inmigrantes y las personas de color. Fue un movimiento táctico para atacar a esas comunidades. Funcionó, y hay más casos de violencia porque el clima en el país ha cambiado. Ha dado una oportunidad para que las personas sientan que pueden cometer actos de violencia basada en el odio sin demasiada repercusión».

Menor aceptación de las personas LGTB en los Estados Unidos

Por su parte, GLAAD (Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación) ha publicado su encuesta anual titulada «Acelerar la aceptación», en la que se interroga a los ciudadanos estadounidenses no LGTB sobre su interacción con las personas homosexuales, bisexuales y transexuales. Realizado en los últimos meses del pasado año, el sondeo muestra, por primera vez desde que se efectúa, que el número de estadounidenses que afirma sentirse cómodo con personas LGTB en determinadas situaciones cotidianas ha disminuido hasta el 49 %, frente al 53 % del año anterior.

Lo que sí que ha crecido es el número de personas LGTB que se han sentido discriminadas por razón de su orientación sexual o identidad de género, que ha subido hasta el 55 %, mientras que en el 2016 lo afirmaba un 44 %.

También se incrementa el número de estadounidenses que se sienten incómodos con la presencia de personas LGTB en algunos ámbitos o en determinadas situaciones:

    • Al saber que un compañero de trabajo es LGTB:  el 24 % (22 % en 2016).
    • Que lo es un familiar: el 30 % (27 % en 2016).
    • Que lo es el médico de la familia: el 31 % (28 % en 2016).
    • Que lo es el profesor de los hijos: el 31 % (28 % en 2016).
    • Viendo fotografías de una boda de una pareja del mismo sexo: el 27 % (25 % en 2016).
    • Viendo a una pareja del mismo sexo pasear dada de la mano: el 31 % (29 % en 2016).

Como dato positivo, sigue siendo estable el porcentaje de estadounidenses que opina que las personas LGTB no deben ser discriminadas legalmente (un 79 %).

John Gerzema, director ejecutivo de The Harris Poll, empresa elaboradora de la encuesta, opina que «una víctima invisible de un año tumultuoso ha sido la comunidad LGTB. En un solo año, hemos visto disminuciones significativas de lo que había sido una aceptación cada vez mayor en los Estados Unidos, a una sociedad que ahora es menos comprensiva. Y este terreno perdido en la aceptación afecta a muchos en la sociedad estadounidense.».

Comentarios
  1. Daniel Alp
  2. Sebastian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.