"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Activistas locales preparan el primer Orgullo LGTB de Suazilandia, un país africano en el que las relaciones homosexuales siguen siendo ilegales

El próximo 30 de junio, los activistas LGTB de Suazilandia celebrarán su primer Orgullo. Todo un acto de valentía, dado que ese pequeño país del sur de África las relaciones homosexuales masculinas siguen siendo ilegales. Su rey, un monarca absoluto, llegó a calificar las relaciones homosexuales como «satánicas». La plataforma All Out y la organización suazí The Rock of Hope han puesto en marcha un crowdfunding para ayudarles al que puedes contribuir. 

Suazilandia, una pequeña monarquía situada entre Sudáfrica y Mozambique, es uno de los estados de la Commonwealth que mantiene vigente la criminalización de las relaciones homosexuales masculinas (un listado al que nos referimos hace pocas semanas). La LGTBfobia política y social es además elevada. Su rey, Mswati III, ha llegado a calificar las relaciones homosexuales como «satánicas», mientras que su primer ministro, Barnabas Sibusiso Dlamini, ha defendido públicamente su ilegalidad. La discriminación no se limita, por otra parte, a los varones homosexuales. Al igual que en la vecina Sudáfrica, se conocen casos de «violaciones correctivas» a mujeres lesbianas. De hecho, según una encuesta llevada a cabo en 2013 por The Rock of Hope y citada por The Daily Beast en un reciente reportaje, un 43% de las mujeres lesbianas y trans aseguraban haber cometido en alguna ocasión un intento de suicidio, y hasta un 78% de ellas consumían sustancias adictivas como una forma de sobrellevar su situación.

A pesar de todo, el activismo LGTB ha decidido que ya era hora de desafiar la LGTBfobia y ha convocado el que será primer Orgullo LGTB de la historia del país el próximo 30 de junio. Tendrá lugar en la capital del país, Mbabane. «Las oportunidades para que el resto de la sociedad suazí interaccione con la comunidad LGBT+ de una forma positiva son excepcionales, y apenas hay eventos que proporcionen un espacio seguro para que las personas LGBT+ puedan celebrar sus identidades. Creemos que la visibilidad es clave para hacer progresar el debate y el mensaje», ha explicado Melusi Simelane, activista de Rock of Hope.

El Orgullo LGTB de Suazilandia contará con la colaboración de All Out, una plataforma internacional a la que en algunas ocasiones anteriores hemos hecho referencia y cuyo fin es la de promover los derechos LGTB en todo el mundo. All Out ha puesto en marcha una campaña especial de crowdfunding para ayudar a sufragar el evento (a la que tú también puedes contribuir) y tanto su director ejecutivo, Matt Beard, como su gerente senior de campañas, Mathias Wasik, se desplazarán al país africano para ayudar sobre el terreno a los activistas locales.

Seguiremos con gran interés cómo se desenvuelve este primer Orgullo LGTB de Suazilandia.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido