"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Tras una polémica alusión del papa Francisco a la «psiquiatría» al hablar de homosexualidad en menores, la frase desaparece en la versión oficial de sus declaraciones

Nuevamente el papa Francisco se pronuncia sobre la homosexualidad, y nuevamente desperdicia una oportunidad de marcar distancias con la homofobia tradicional de la Iglesia católica. Lo hace, además, con polémica, aludiendo al supuesto papel que «la psiquiatría» puede desempeñar a la hora de que los padres aborden la homosexualidad de sus hijos menores. Unas palabras que parecen todo un aval a las peligrosas (y desacreditadas) «terapias» reparadoras de la homosexualidad. Eso sí, el papa no debe sentirse muy feliz de sus propias declaraciones, ya que en la versión oficial que el Vaticano ha suministrado la referencia a los psiquiatras ha desaparecido.

Las declaraciones de Francisco se produjeron en un encuentro que ha tenido lugar durante el vuelo de vuelta de su viaje a Irlanda, en el que los principales titulares los ha ocupado su petición de perdón por los múltiples casos de abusos a niños por parte del clero católico. Sin embargo, uno de los periodistas que lo acompañaba en el vuelo, Javier Romero, de Rome Reports TV, le mencionaba dos reformas recientes acontecidas en Irlanda y contrarias a la doctrina oficial de la Iglesia: la legalización del matrimonio igualitario y la legalización del aborto. En concreto, y por lo que a la esfera LGTB respecta, Romero le preguntaba qué le diría a un padre cuyo hijo le desvelara que es homosexual y que desea convivir con su pareja.

Su respuesta, según han recogido diversos medios, habría sido la de recomendar dialogo y comprensión («Le diría a este padre, en primer lugar, que rece, que no condene, que dialogue, que comprenda, que de espacio a su hijo o a su hija») pero estableciendo una diferencia entre los menores y los mayores de edad. En los primeros, Francisco ha recomendado la intervención de los psiquiatras: «Cuando se manifiesta desde la infancia, hay muchas cosas por hacer por la psiquiatría. Otra cosa es cuando se manifiesta después de los 20 años. Lo que nunca le diré es que el silencio es un remedio. Ignorar a su hijo o a su hija con tendencias homosexuales es un fallo de la paternidad o de la maternidad. ‘Tu eres mi hijo, tú eres mi hija, como tú eres. Soy tu padre o tu madre: hablemos’», habría dicho, según la versión publicada por La Croix

¿Ha recomendado Francisco las «terapias» reparadoras o de conversión, desacreditadas por la comunidad científica y potencialmente causantes de graves daños psicológicos a los menores? Según La Croix, no… De acuerdo a este medio católico francés, el equipo de prensa de la Santa Sede ha precisado a la agencia France-Presse que la referencia de Francisco a la psiquiatría era solo un ejemplo de los diferentes pasos que los padres pueden dar a la hora de enfrentarse a la homosexualidad de un hijo, pero que en modo alguno significaba que esta se deba considerar una enfermedad psiquiátrica. Es más, desde la Santa Sede remitían a la versión oficial de las declaraciones, única que la Santa Sede admite como palabras del papa… Y es aquí cuando salta la sorpresa: basta echar un vistazo a dicha versión (que puedes consultar aquí, en italiano) para ver que la referencia a la psiquiatría se ha volatilizado.

Esto es lo que dice la versión oficial (traducción propia del original italiano):

Siempre han existido homosexuales y personas con tendencias homosexuales. Siempre. Dicen los sociólogos, pero no sé si es cierto, que cuando se producen un cambio de época hay algunos fenómenos sociales y éticos que crecen, y este serían uno de ellos. Es lo que opinan algunos sociólogos. Su pregunta es clara: ¿qué le diría a un padre que vea que su hijo o su hija tiene esa tendencia? Lo primero le digo es que rece: reza. No condenes, dialoga, comprende, deja espacio para el hijo o la hija. Deja espacio para que se exprese. Después, ¿a qué edad se manifiesta esta inquietud del hijo? Es importante. Una cosa es cuando se manifiesta de niño, cuando hay tantas cosas que se pueden hacer para entender cómo son las cosas; otra cosa es cuando se manifiesta ya después de los 20 años o así. Pero nunca diré que el silencio es el remedio: ignorar al hijo o a la hija con tendencia homosexual es un fallo de la paternidad y de la maternidad. Eres mi hijo, eres mi hija, como eres; soy tu padre y soy tu madre, hablemos. Y si vosotros, padre y madre, veis que no funciona, pedid ayuda, pero siempre con diálogo, siempre con diálogo. Porque ese hijo y esa hija tienen derecho a una familia y esta es su familia: no lo alejen de la familia. Este es un desafío muy serio para la paternidad y la maternidad. Gracias por la pregunta, gracias.

En definitiva, marcha atrás de Francisco. No seremos nosotros los que apreciemos ningún avance en la literalidad «oficial» de sus declaraciones, a estas alturas de la película: esas palabras no se alejan un ápice de la doctrina oficial de la Iglesia sobre la homosexualidad. Ahora bien, aquellos que quieran ver el vaso medio lleno no podrán dejar de apreciar el hecho de que la Santa Sede no haya querido poner negro sobre blanco unas palabras que podían ser utilizadas como un aval del papa a las «terapias» de conversión. Seguro que el sector más ultraconservador hubiera querido que la alusión a la psiquiatría apareciese en ese texto, del que en el último momento se ha descolgado…

Veces compartido
Comentarios
  1. Anxo_Gz
  2. Marco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido