"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

A Ana Torroja, a José María Cano y a una legión de «ofendidos» les molesta que una joven educada en la diversidad rechace un término homófobo en la letra de una canción

Polémica en torno al uso de «mariconez» en Operación Triunfo 2018. La concursante María Villar, a la que en companía de Miki toca esta semana defender el tema Quédate en Madrid, una canción de Mecano, se sorprendía de que un término homófobo pudiese formar parte de la letra, y de acuerdo con su compañero pidió sustituirlo por «gilipollez». Nada sorprendente, teniendo en cuenta que María y Miki forman parte de una generación educada en la diversidad, y que en todo caso debería haber quedado en una anécdota ejemplar de lo mucho que para bien ha cambiado este país. Sin embargo, la propuesta de cambio ha desagradado profundamente a Ana Torroja, la que fuera vocalista de Mecano y que en esta edición forma parte del jurado de Operación Triunfo, y al autor de la canción; José María Cano, que ha prohibido el cambio. A ellos se ha unido toda una legión de «ofendidos» en redes sociales que ven en el gesto de María Villar una terrible amenaza para la libertad de expresión [nótese el modo irónico].

Quédate en Madrid incluye en su letra la frase «siempre los cariñitos me han parecido una mariconez» («mariconez», en este caso, no es más que un ripio que José María Cano, autor y letrista, inventó para sustituir a «mariconada» y que le cuadrara el verso). Cuando María Villar, que no conocía la letra, fue consciente del término homófobo, pidió sustituirlo por «gilipollez»:

En un primer momento, la dirección de Operación Triunfo se mostró receptiva al cambio, no sin antes consultarlo con Ana Torroja, la que fuera vocalista de Mecano y jurado del programa. Así se lo comunicó la directora de la Academia, Noemí Galera, a los concursantes, aunque les transmitió que la preferencia de Torroja era en todo caso usar «estupidez» en lugar de «gilipollez»:

La cosa no quedo ahí, sin embargo. Ana Torroja decidió echar gasolina a una polémica que bien podría haberse quedado ahí y desmintió a Noemí Galera en redes sociales, asegurando que ella no autorizaba ningún cambio, que de hecho estaba en contra del mismo y que en todo caso era el autor de la canción, José María Cano, el que debía dar su visto bueno:

Torroja añadía, en tuits posteriores, que «Mecano, tanto como grupo, como cada uno por separado, siempre ha defendido la diversidad, el amor libre, la libertad de expresión y un largo etcétera, y además tiene uno de los himnos más bellos escritos nunca defendiendo el amor homosexual: Mujer contra mujer» (pese a que nadie hasta el momento había acusado a Mecano de ser un grupo homófobo) y que no había que «confundir» un insulto homófobo con una expresión coloquial. «Cuando la canción dice: ‘siempre los cariñitos me han parecido una mariconez’, quiere decir que siempre los cariñitos le han parecido una tontería, bobada, estupidez, y hasta cursilería», continuaba.

La posibilidad de cambio quedaba sin embargo cerrada cuando José María Cano se negaba en redondo al cambio de letra, lo que confirmaba Operación Triunfo en sus redes sociales. Confirmación que se acompañaba de una interesante reflexión de la directora de la Academia de Operación Triunfo: «Yo, a nivel personal, quiero agradeceros varias cosas. La fundamental, las más importante, es que yo conozco esta canción desde que se estrenó (…) y el mariconez lo tengo incrustado en mi disco duro, y nunca me había planteado que podía ser ofensivo porque en aquella época, en los 80, no estaba escrito con esa intención, pero me hace replantearme que las letras, con el paso del tiempo, pueden tener otro significado (…) Pero me gusta ver que chicos de 20, 25 años, me hacen cuestionarme cosas. Y yo os quiero dar las gracias por eso. Porque no nos callamos y lo decimos. Y yo es la juventud que quiero, y es la juventud que quiero que mis hijos tenga como referencia (…)».

La opinión de dosmanzanas

Hasta aquí los hechos. A partir de aquí nuestra valoración. Y esta es agridulce.

Por un lado, nos encanta ver cómo la juventud española, o al menos una parte de ella, ha interiorizado hasta tal punto los valores de la diversidad que es capaz de sentirse incómoda ante la perspectiva de tener que defender el uso de un término homófobo. Porque eso es, al fin y al cabo, lo que se les pide a María y a Miki: que se sientan cómodos usando en una canción (que ellos no han elegido interpretar) «mariconez» como sinónimo de cursilería. La propia Ana Torroja lo afirma: «mariconez» es «tontería, bobada, estupidez, y hasta cursilería». Un uso del lenguaje enraizado objetivamente en la homofobia, y que como uso del lenguaje que es quedará desterrado cuando los hablantes se sientan incómodos con el mismo. Algo que María y Miki ya sienten. Y les aplaudimos por eso. Ya sabemos que cuando José María Cano escribió la canción no lo hizo con el ánimo de ofender a las personas homosexuales…. Pero lo estaba haciendo. No suelo escribir en primera persona, pero yo mismo, autor de esta entrada, escuchaba por edad a Mecano cuando publicó su Descanso dominical. Y desde el primer momento esta canción me incomodó por este motivo.

Por otro lado, asusta ver la indignación que determinados personajes de la sociedad española, especialmente desde ámbitos supuestamente progresistas (los «pollaviejas» a los que muy certeramente aluden nuestros amigos de Estoy Bailando), manifiestan cada vez que surge una polémica de este tipo. Incluso en este caso, donde la petición de cambio de letra no ha surgido de ningún movimiento organizado, de ningún colectivo, de ningún partido. Se trata, pura y simplemente, de una chica que recibe el encargo de interpretar una canción y que manifiesta su incomodidad con el hecho de tener que defender, en esa interpretación, un término homófobo. Ante eso, toda una jauría de tuiteros, opinadores, librepensadores y supuestos «cómicos» se lanza en tromba gritando «censura» y alertando del riesgo que esto supone para la libertad de expresión.

Las sensibilidades sociales cambian, aunque no guste a los nostágicos «pollaviejas». Eso no significa que haya que eliminar de la historia de la música o del espectáculo letras o escenas que hoy día incomodan. Pero es un buen ejercicio aprender a entenderlas en su contexto. Los chistes de Martes y Trece sobre la violencia de género, el «tendría que besarte, desnudarte, pegarte y luego violarte hasta que digas sí» de Coque Malla y Los Ronaldos, también en los años ochenta, o los chistes homófobos de Friends son buenos ejemplos. Aunque parezca mentira, hay cosas en las que hemos mejorado mucho.

Nos adherimos, para finalizar, al hilo de sensatez que el profesor de secundaria y escritor Nando López ha publicado en Twitter, y que en formato de texto corrido nos permitimos reproducir:

Como gran parte de mi generación, me sé de memoria las letras de Mecano y, confieso, aún hoy las sigo cantando. Su ‘Mujer contra mujer’ se convirtió en un himno para la comunidad LGTB y, en mi caso, encontré refugio en aquella letra que aún me sigue emocionando. No me siento insultado por el uso de la palabra ‘mariconez’ en ‘Quédate en Madrid’ y, es más, seguro que si alguien busca en todos mis libros puede que, en los primeros, encuentre esa misma palabra alguna vez sin intención homófoba, como en la canción de la que hablamos.

¿Quiere eso decir que ‘mariconez’ no es una palabra teñida de homofobia? No. Solo significa que la reflexión lingüística era necesaria y que, por suerte, ahora empezamos a despojarnos de esas microhomofobias asumidas que, durante años, hemos considerado como habituales. Que Miki y María, dos jóvenes concursantes de Operación Triunfo, cuestionen el uso de ‘mariconez’ y planteen cambiarla no es algo banal, sino un claro síntoma de que algo está cambiando, para bien (aunque lentamente), en nuestro uso del lenguaje y en nuestra visión de la realidad. Podemos restarle importancia y enrocarnos en el ayer o podemos asumir que el lenguaje condiciona nuestra visión del mundo y las connotaciones negativas de ‘mariconez’ nacen del desprecio de la homosexualidad y, también, de lo femenino: machismo y homofobia siempre de la mano.

Por lo demás, soy dramaturgo, me estrenan obras dentro y fuera de España, y es frecuente que haya palabras que bailan dependiendo del lugar, la intención o incluso el actor. Forma parte del proceso y no siento que esos cambios, si están justificados, vulneren mi derechos. Mecano nunca fue un grupo homófobo. Lo sabemos (y lo escribo como el fan que aún soy), pero eso no impide que no haya aspectos involuntarios de sus letras heredados de un sistema tan rígidamente heteropatriarcal que todos asumíamos palabras denigrantes como habituales.

Que tanta gente ponga el grito en el cielo cuando surge un debate sobre lenguaje igualitario e inclusivo me entristece. Sobre todo si pienso que muchas de esas voces son de mi generación, a quienes parece que nos supone un esfuerzo imposible cuestionarnos. Y, frente a ese inmovilismo irracional del ‘pero si no pasa nada’, ver que dos jóvenes se plantan y hacen una reflexión léxica a favor del respeto, la igualdad y la convivencia, me da muchas esperanzas en el futuro. Sinceramente. Así que, María y Miky, gracias. De verdad.

Veces compartido
Comentarios
  1. Nacho
  2. Miguel
  3. Pepe
  4. Pepe
  5. Iesod
  6. Daniel Alp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido