"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Legia de Varsovia se desmarca de la pancarta homófoba exhibida durante un partido: «El estadio es un lugar para todos»

El Legia de Varsovia, principal equipo de fútbol de la capital polaca, ha rechazado la exhibición de una pancarta homófoba en su estadio durante un partido de liga. En el cartel se podía leer «Varsovia libre de maricones» junto a las siglas «LGBT» tachadas. La demostración de odio se producía pocos días después de que el alcalde de la ciudad firmara una ambiciosa declaración con medidas para proteger y luchar contra la discriminación de la comunidad LGTB. El club se ha desmarcado del incidente y afirma que «el estadio es un lugar para todos».

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes durante el encuentro contra el Miedź Legnica. Un grupo de hinchas del equipo local desplegó una pancarta de treinta metros de longitud con el mensaje «Varsovia libre de maricones» junto a las siglas LGBT tachadas en rojo. La red de asociaciones Fútbol Contra el Racismo en Europa (FARE Network) denunció el episodio y criticó el silencio del Legia de Varsovia y de la federación polaca de fútbol.

El incidente llegó hasta el ayuntamiento de la capital polaca. El concejal Marek Szolc, del liberal partido Moderna (Nowoczesna), envió una carta a la dirección del club pidiéndole que tomara medidas contra la homofobia de sus seguidores. El martes pasado, el presidente del Legia Dariusz Mioduski hacía público un comunicado en el que apelan al respeto y destacan que «el estadio es un lugar para todos». El texto no hace ninguna referencia al carácter homófobo de la pancarta.

La exhibición de odio homófobo en el estadio del Legia se produce unos días después de que el alcalde de Varsovia Rafał Trzaskowski firmara la Declaración LGBT+. Se trata de un compendio de medidas para proteger a la comunidad y fomentar su inclusión en los ámbitos laboral, social, cultural y educativo. Es la primera declaración de este tipo que se adopta en Polonia y en los países de su entorno y supone todo un correctivo a las políticas reaccionarias del Gobierno estatal de Ley y Justicia (PiS).

Pero la derecha ultraconservadora de PiS y otros grupos reaccionó airadamente. Las actuaciones relacionadas con la educación en la diversidad han sido especialmente atacadas. El director de la Mesa Regional de la Educación en Cracovia las tachaba de «promoción de la pedofilia». Desde medios gubernamentales se ha lanzado también esta idea, acusando a los activistas LGTB de abusar a menores para «convertirlos en gais». Un discurso de odio que ha calado bien entre los ultras del Legia de Varsovia, que ya antes de los hechos del pasado viernes eran conocidos por sus simpatías ultraderechistas y por corear cánticos xenófobos, islamófobos y homófobos.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido