"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El municipio de Hoyos homenajea a Carla Antonelli dándole su nombre a un parque de la localidad

El Ayuntamiento del municipio de Hoyos (Cáceres) rindió hace unos días homenaje a la activista LGTB y diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli. En concreto, el municipio extremeño, en colaboración con la Fundación Triángulo y la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), decidió crear un mural que refleja su vida y poner su nombre a un parque de la localidad, con el objetivo de reconocer la trayectoria como activista por los derechos humanos de las personas LGTBI. «Siento mucho agradecimiento y emoción. El que un espacio público lleve tu nombre es un sueño que ni tan siquiera te atreves a imaginar», señala Antonelli en declaraciones a Dosmanzanas.

Fundación Triángulo de Extremadura puso en marcha hace poco una iniciativa para bautizar espacios públicos de municipios extremeños con nombres de activistas de derechos humanos LGBTI en el mundo. A raíz de eso, el Pleno Municipal del municipio extremeño de Hoyos aprobó por unanimidad que un parque de la localidad lleve el nombre de Carla Antonelli, algo que la activista transexual ha recibido con mucha emoción. «Que esto signifique el comienzo de un camino para que las personas LGTBI que, como yo, abandonaron sus pueblos puedan regresar a ellos. Y, al mismo tiempo, que signifique que los pueblos y entornos rurales abracen, respeten y acepten a todas las personas que han nacido allí, entre ellas a las personas LGTBI», comenta Antonelli.

La activista visitó la localidad, participando en las primeras jornadas LGTBI celebradas en Hoyos, donde desde hace unos días puede disfrutarse un mural con la imagen de la activista en el que reza el lema «Las diferencias nos deben enriquecer, nunca distanciar». El homenaje, enmarcado dentro del proyecto ‘Derechos Humanos, diversidad sexual y de género y memoria: actuar desde lo local para cambiar el mundo’, ha sido financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID) de la Consejería de Igualdad y Portavocía de la Junta de Extremadura.

Antonelli señala que el caso del pueblo de Hoyos es singular. «En el pueblo, que no tiene más de 900 habitantes, hay muchas personas LGTBI viviendo en armonía y sin ningún problema, algo llamativo y curioso. Esto lleva a la reflexión de por qué en algunos pueblos son absolutamente empáticos cuando se les presenta la situación de la diversidad y en cambio en otros nos encontramos con pintadas de ‘fuera lesbianas’ o ‘no queremos maricones’. Esto tiene que ver mucho con una cuestión cultural, con cuál es la información que ha recibido ese pueblo a lo largo de todo el tiempo y cuál es el detonante para que un pueblo sea LGTBI-friendly por sí solo y otro no lo sea», apostilla la canaria, que tiene claro que aún hace falta mucha pedagogía y visibilización en España.

Asimismo, Antonelli fue distinguida también hace unos días con el XXIII Premio Purificación Tomás, concedido por la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo a personas que defiendan la igualdad. El galardón, del que se le hará entrega el próximo 2 de noviembre, le ha sido otorgado en reconocimiento a su trayectoria en la lucha por la igualdad en los derechos de las personas y de las mujeres transexuales.

Carla Antonelli, diputada de la Asamblea de Madrid por el PSOE desde 2011, es una de las activistas por la igualdad más respetadas y queridas de nuestro país. En 2014 veía la luz El viaje de Carla, un documental biográfico dirigido por Fernando Olmeda donde se narra el periplo vital de una mujer que volvió a su pueblo natal para recoger un premio y reencontrarse con sus recuerdos, treinta y dos años después de marcharse de él para conseguir una existencia acorde a su identidad de género y libre de los prejuicios sociales vigentes en Güímar en aquel momento.  «El día que no haya muros por escalar, escaleras por construir, me va a parecer que mi vida carece de sentido. Porque mi vida siempre ha sido eso», confesaba hace algún tiempo a Dosmanzanas la activista, política y actriz.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido