"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Cinco años y medio de cárcel para el líder de los «Pilla Pilla», el grupo que a finales de 2013 imitó en Barcelona la operativa homófoba de los neonazis rusos

Cinco años y medio de condena a Mikola Zatkalnitsky, el líder del «Proyecto Pilla Pilla», el infame grupo homófobo que a finales del año 2013 se dedicó a hostigar, en los alrededores de Barcelona, a homosexuales con los que contactaban a través de chats. Los otros cinco acusados han sido condenados a penas que oscilan entre los nueve y los 27 meses. En total, tres de ellos ingresarán en prisión de forma efectiva. Los grupos LGTBI que ejercieron la acusación particular han mostrado su satisfacción por la sentencia, pese a que las condenas quedan lejos de las que solicitó la Fiscalía.

El «proyecto Pilla-Pilla», liderado por el joven de origen ucraniano Mikola Zatkalnitsky, alias «El Rusky», fue desarticulado por los Mossos d’Esquadra a finales de 2013. Durante aquellos días, su actividad alcanzó gran eco en redes sociales, gracias a su supuesta finalidad «cazapederastas», aunque pronto quedó claro que no era más que un grupo homófobo creado a imitación de Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos rusos responsables de numerosos episodios de violencia contra personas LGTBI especialmente activa en esa época (y con la que de hecho compartían simbología. El fiscal contra los delitos de odio de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, describía en su acusación al menos tres ataques acreditados del grupo a víctimas en Granollers, todos ellos con el objetivo de «atemorizar, humillar y represaliar» a hombres homosexuales valiéndose de la «notable desproporción» de su fuerza numérica. Tras engañarla a través de las redes sociales, el grupo concertaba un encuentro con la víctima, a la que rodeaba por sorpresa para que no huyera, la retenía y la filmaba mientras la sometía a un interrogatorio humillante, con preguntas vejatorias sobre su condición sexual, que finalizaba con la coacción a la víctima para que dijera frente a una cámara que era un «pederasta». Les obligaba además a facilitar ante las cámaras su nombre completo y DNI para poder quedar libres. La mecánica era, en este sentido, calcada a la de los neonazis rusos, cuyos vídeos el propio Mikola Zatkalnitsky compartía en su perfil de VKontakte, principal red social rusa (en la que por desgracia sigue siendo posible acceder a numerosas de estas grabaciones en las que se maltrata a homosexuales).

La sentencia, conocida el pasado martes, considera probados los hechos, incluyendo su inspiración neonazi debido a la relación de Zatkalnitsky a través de redes sociales con Maxim Martsinkevich, el líder de Occupy Pedofilyaj), y condena al joven a cinco años y medio de cárcel por tres delitos contra la integridad moral y por revelación de secretos, con los agravantes de superioridad y homofobia. Los otros cinco acusados han sido condenados por los mismos delitos aunque con penas inferiores, que oscilan entre los nueve y los 27 meses de cárcel. La sentencia les impone además el pago de una indemnización de 18.000 para dos de las víctimas. Tres de los condenados, entre ellos Mikola Zatkalnistky, ingresarán de forma efectiva en prisión.

Los colectivos LGTBI se felicitan

En el juicio, del que ya nos hicimos eco y que tuvo lugar en noviembre, se personaron como acusación particular la Comisió Unitària 28 de Juny (que agrupa a diversos colectivos LGTBI catalanes), la FELGTB, la Fundación Triángulo y el Movimiento contra la Intolerancia, representados por la abogada Laia Serra. Sus reacciones, en este sentido, han sido de satisfacción, pese a a que la condena queda lejos de la que pedía la Fiscalía (21 años de prisión para los dos cabecillas principales y 15, 6 y 2 años de prisión para otros cuatro acusados, uno de ellos menor de edad en el momento de los hechos). La Comisió Unitària 28 de Juny celebra que se haya reconocido la agravante de homofobia en todos los casos, así como la vinculación ideológica con la extrema derecha.

FELGTB, Fundación Triángulo y Movimiento contra la Intolerancia, en un comunicado conjunto, consideran que la sentencia supone un precedente muy importante. «Pilla-Pilla es uno de los casos más serios y dramáticos contra el colectivo LGTBI de nuestra democracia», ha recordado el presidente de Triángulo, José María Núñez. «Las personas LGTBI sufrimos agresiones LGTBIfóbicas con frecuencia y sentencias como esta son importantes para animar a otras víctimas a denunciar, a que acudan a la policía y a los juzgados porque, tal y como se ha visto en este caso, se trata de actos violentos susceptibles de ser penados», ha destacado por su parte la presidenta de la FELGTB, Uge Sangil.

Más matizada ha sido la reacción del Movimiento contra la Intolerancia, que considera insuficientes las penas para los miembros del grupo que seguían a Zatkalnitsky. «Consideramos que, salvo para el líder, se trata de una sentencia benévola dado el daño que originaron a las víctimas», ha declarado su presidente, Esteban Ibarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.