"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Asesinada a balazos una mujer trans en Puerto Rico después de que se viralizara su imagen por intentar usar un aseo de mujeres

Neulisa Alexa Luciano Ruiz, una mujer trans sin hogar de 28 años, fue acribillada a balazos en Puerto Rico después de que su imagen se difundiera en redes sociales por usar un baño público femenino, el correspondiente a su identidad de género. El asesinato de Alexa, que todo apunta fue un delito de odio, ha causado una profunda conmoción en Puerto Rico y ha puesto de nuevo sobre la mesa el clima de odio creciente al que se enfrentan las mujeres trans. El caso ha conseguido además una especial repercusión después de que el cantante puertorriqueño Bad Bunny lo denunciase en The Tonight Show, el late-night de la NBC estadounidense presentado por Jimmy Fallon.

El pasado domingo el rostro de Alexa se viralizó en redes sociales después de que un usuario difundiera un vídeo en el que aseguraba que «un hombre vestido de mujer» había intentado usar el aseo de mujeres de un establecimiento de la cadena McDonald’s situado en Toa Baja, una localidad situada al oeste de San Juan, la capital puertorriqueña. De hecho, según informa la agencia Presentes, las últimas imágenes con vida de Alexa la muestran dentro del restaurante, abordada por policías que atendieron la denuncia de quienes divulgaron el vídeo. «Algunas personas que estaban allí, en vez de asumir que era una mujer transexual, denunciaron que había un hombre disfrazado de mujer en el baño de mujeres y que representaba un riesgo para las que estaban allí», ha declarado a BBC Mundo la abogada Amárilis Pagán, portavoz del Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE) de Puerto Rico. «Eso provocó que a través de las redes sociales se disparara la discriminación y durante todo el día estuvo corriendo por las redes sociales una foto de Alexa en el restaurante y también un llamado a que se hiciera algo contra ella», añadía Pagán.

El lunes 24 de febrero, un día después de que su imagen se viralizara, el cuerpo sin vida de Alexa era encontrado acribillado a balazos. Lo que parecen ser imágenes grabadas del momento de su asesinato, precedido de insultos y burlas tránsfobas, llegaron de hecho a circular por redes sociales, en una muestra más del sadismo de sus asesinos. Pero ni tras conocerse la muerte de Alexa se respetó su dignidad. Medios locales difundieron la noticia tratándola en masculino e repitiendo de nuevo que era «un hombre vestido de mujer». «No estamos hablando de un hombre con falda. Hablamos de una mujer trans. Repetir que es un hombre, nombrarle en masculino y perpetuar la idea de que una mujer trans es un peligro en un baño de mujeres aumenta el prejuicio social hacia las personas trans y fomenta mitos sobre ellas. Ya vimos lo que se provocó ayer a través de las redes sociales y cómo terminó Alexa: asesinada por personas que prácticamente salieron a cazarla en medio de ataques a su dignidad humana. Ya basta de transfobia», expresaba Amárilis Pagán en un comunicado del CABE hecho público ese mismo día.

Con el transcurso de los días, y gracias sobre todo a la movilización de un activismo harto del creciente clima de odio al que se enfrentan las mujeres trans, especialmente aquellas en situación de pobreza, la indignación se ha extendido en Puerto Rico. La propia gobernadora, Wanda Vázquez, condenaba el asesinato y aseguraba en rueda de prensa que se estaba trabajando en su esclarecimiento. Por el momento, la principal hipótesis es que un grupo de adolescentes habría decidido asesinar a Alexa tras lo sucedido en el McDonald’s, pero a día de hoy la investigación sigue abierta y ni siquiera el análisis del vídeo que supuestamente mostraría los momentos del asesinato ha resultado suficiente para esclarecer los hechos.

Precisamente hoy sábado, a las 17:00 horas en Puerto Rico, hay convocada una vigilia en la calle Resistencia de San Juan en memoria de Alexa. Una mujer cuyo «delito» fue ser trans y pobre. Según se ha publicado, Alexa vivía en la calle, sufría problemas mentales y en su momento fue abandonada por su familia. En un vídeo difundido en Twitter (ver aquí) puede verse como el pasado noviembre Alexa contaba que sufría de depresión. En medio de la ola de odio tránsfobo que llevan tiempo impulsando grupos ultraconservadores y sectores minoritarios autoproclamados como feministas (pero que excluyen a las mujeres trans), las personas más vulnerables son las que más tienen que perder. Como en este caso.

El homenaje de Bad Bunny a Alexa en la televisión estadounidense

Lo sucedido con Alexa ha tenido además especial repercusión gracias al gesto que Bad Bunny, el popular cantante puertorriqueño de trap y reguetón, tuvo el pasado jueves en The Tonight Show, el famoso late-night de la NBC presentado por Jimmy Fallon. En un momento determinado de su actuación junto al panameño Sech, el cantante abrió su chaqueta y dejó ver una camiseta con el lema «Mataron a Alexa, no a un hombre con falda»:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.