"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El waterpolista Víctor Gutiérrez confía en que su denuncia de los insultos homófobos contribuya a mejorar la vida de los jóvenes LGTBI: «esto es algo mucho más grande que yo»

El jugador de waterpolo Víctor Gutiérrez denunció hace unos días en redes sociales los insultos homófobos que recibió en un partido de la División de Honor disputado recientemente contra el C.N. Sabadell. «Hoy tristemente tengo que contaros que he sufrido un episodio de homofobia compitiendo. Un rival me ha llamado hasta en dos ocasiones ‘maricón’. Es lamentable que estos comportamientos se den en los recintos deportivos y que, además, queden impunes», rezaba su primer tuit. «Espero que la RFEN muestre su repulsa a la LGTBIfobia», continuaba Gutiérrez en su perfil en Twitter, poco antes de revelar públicamente la identidad de su presunto agresor —el serbio Nemanja Ubovic—.

Víctor Gutiérrez se visibilizó públicamente como gay en 2016, justo antes de concentrarse con la selección para preparar de forma intensiva la participación del equipo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, y hoy día milita en las filas del C.N. Terrassa. Gutiérrez aseguró haber sido víctima de insultos homófobos hasta en dos ocasiones por parte de un jugador del C.N. Sabadell durante un partido disputado el pasado día 17 de abril.

Aquel mismo día, tras el partido, Gutiérrez decidió denunciar públicamente lo ocurrido. «Yo estoy muy orgulloso de ser quien soy y de ser tal y como soy. Pero, hoy, mis lágrimas son de rabia e impotencia porque un compañero de profesión quiera atacarme por ahí. Los árbitros no lo han recogido en acta porque no lo han escuchado. Pero tanto compañeros como aficionados lo han escuchado. Yo tengo treinta años y soy profesional e intento hacer un activismo desde una visión positiva de mi experiencia, pero creo que me hago un flaco favor callando. Pero esto ocurre cada día en piscinas, campos de fútbol, pistas de tenis…. Y no sólo lo viven profesionales, sino también niñxs. Sólo espero que entre todos eliminemos de una vez esta lacra del deporte. Tolerancia cero ante la LGTBIfobia», señalaba el madrileño.

Su mensaje desató rápidamente una avalancha de solidaridad y apoyo en las redes sociales y, solo un día después, Gutiérrez —que durante las últimas tres temporadas ha sido el máximo goleador de la División de Honor (la liga nacional de waterpolo)— decidió dar un paso más allá, desvelando el nombre de la persona que le había insultado. «La LGTBIfobia no se oculta ni esconde. Se señala. Tras el paso de las horas, y después de no haber recibido ningún tipo de disculpa por parte del jugador, he decidido no proteger a la persona que ayer me insultó. El jugador es Nemanja Ubovic del CN Sabadell. Espero que tanto su club como la RFEN no dejen caer en saco roto este tipo de violencias, y sienten un «precedente en el deporte», apuntó el español en otro tuit —donde, además, etiquetó al Consejo Superior de Deportes (CSD) y al Comité Olímpico Español (COE)—.

Cabe señalar que tanto la RFEN como el C.N. Terrassa mostraron públicamente su apoyo a Gutiérrez. «El club quiere manifestar su rechazo enérgico a cualquier muestra de homofobia en el mundo del deporte. Creemos firmemente que este tipo de comportamientos no tienen cabida en nuestra sociedad y que merecen una condena unánime. Homofobia, nunca más», afirmó el club catalán a través de un comunicado.

  • Tras el revuelo causado por lo ocurrido, el C.N. Sabadell comenzó a indagar en el caso y, de momento, ha apartado temporalmente de los entrenamientos y de los partidos a su waterpolista Nemanja Ubovic, quien aún no se ha pronunciado públicamente. «En la tramitación del expediente se han puesto de manifiesto versiones contradictorias que están siendo estudiadas. Lamentamos y condenamos los insultos y amenazas que está recibiendo nuestro jugador en las redes sociales», señaló el C.N. Sabadell a través de un comunicado.

«Esto es algo mucho más grande que yo», remarca el waterpolista

El propio Victor Gutiérrez señalaba en Twitter su agradecimiento al C.N. Sabadell por su reacción. «Quiero que entendáis que esto es algo mucho más grande que yo, mucho más grande que el otro jugador. A mí esto no me va a marcar la vida, mi vida va a seguir con normalidad, pero desgraciadamente este tipo de cosas marcan la vida de muchos chicos y chicas jóvenes, les marca para siempre, y no lo podemos permitir, así que vamos a seguir en la lucha», añadía:

Solo el tiempo dirá si la decisión de C.N. Sabadell obedece a un verdadero compromiso del club para progresar en la lucha contra la LGTBIfobia en el deporte o, en cambio, se trata únicamente de una mera estrategia de marketing social de cara a la galería. Lo que queda claro, por el momento, es el porqué tan pocos deportistas profesionales se atreven a salir públicamente del armario y visibilizarse como personas LGTB durante su vida activa. Por eso gestos y reacciones como las de Víctor Gutiérrez son tan necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.