La iglesia católica irlandesa ha cargado duramente contra el proyecto de ley de uniones civiles que se discute en estos momentos en Irlanda. Poco importa que no se trate de una ley de matrimonio,