"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Alerta roja: los datos de Interior recogen que los delitos de odio por LGTBfobia se dispararon un 36% en 2016

El Ministerio del Interior ha hecho público el informe 2016 sobre Incidentes relacionados con los Delitos de Odio en España, que registra datos sobre los delitos de odio por motivos racistas, xenófobos, antisemitas, creencias o prácticas religiosas, aporofobia, orientación o identidad sexual, por razón de género, ideología y discapacidad que conocieron las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad durante el pasado año. Y los datos no son precisamente tranquilizadores por lo que a la realidad LGTB se refiere: los delitos de odio por orientación o identidad sexual de los que Interior tiene noticia experimentaron un notable aumento respecto a 2015 (un 36,1%), aumento que además contrasta con la disminución experimentada en otros capítulos.

A lo largo de 2016, el Sistema Estadístico de Criminalidad registró en España un total de 1.272 delitos de odio, lo que supone un 4,2% menos que en 2015. Dichos incidentes se distribuyen de la siguiente forma: antisemitismo (7), aporofobia (10), creencias o prácticas religiosas (47), discapacidad (262), orientación o identidad sexual (230), racismo y xenofobia (416), ideología (259) y discriminación por razón de sexo/género (41). Por razones de fidelidad a los datos, conviene aclarar que en esta entrada seguimos la nomenclatura usada por el propio Ministerio.

La mayoría de motivaciones registradas en 2015 experimentan una tendencia descendente. Sucede con el antisemitismo (los incidentes pasan de 9 a 7, un 22,2% menos), la aporofobia (de 17 a 10, un 41,2% menos), las creencias o prácticas religiosas (de 70 a 47, un 32,9% menos), el racismo y xenofobia (de 505 a 416, un 17,6% menos), y el motivo ideológico (de 308 a 259, un 15,9% menos). Los motivos de discriminación que sufrieron un aumento respecto a 2015 fueron la discapacidad (de 226 a 262, un 15,9% más), la orientación o identidad sexual (de 169 a 230, un 36,1% más), y la discriminación por sexo/género (pasan de 24 a 41, un 70,8% más):

Hay que tener en cuenta, no obstante, que según el propio Ministerio del Interior argumenta el incremento de este último motivo se explica en parte por la modificación del Código Penal que entró en vigor en 2015, y que incorporó las razones de género como motivo de discriminación en la agravante 4.ª del artículo 22 (antes no estaban incluidas, mientras que sí lo estaban la orientación o identidad sexual). Ello da lugar a que delitos que antes no se computaban en este informe (pero que por desgracia sí se cometían) ahora hayan pasado a ser incluidos.

Cataluña y Madrid, a la cabeza

Centrándonos ya en los delitos de odio motivados por orientación o identidad sexual,  de los 230 contabilizados por el Ministerio, 166 fueron esclarecidos (el 72,2%). Cataluña (60 en total, 51 de ellos en la provincia de Barcelona), Madrid (42), País Vasco (30), Andalucía (30, de los cuales 9 ocurrieron en la provincia de Cádiz), la Comunidad Valenciana (17), Navarra (10) y Galicia (10) fueron las comunidades en las que se contabilizaron más incidentes:

Víctimas y responsables

Por lo que se refiere al perfil de las víctimas de delitos de odio por razones de orientación/identidad sexual, hubo 174 hombres (el 63%) y 104 mujeres (el 37%). El informe no detalla, en este sentido, el número ni el porcentaje de víctimas cis/trans. 44 de ellas fueron menores de edad. Por el contrario, el Ministerio solo registró una víctima mayor de 65 años.

Por lo que se refiere al perfil de los responsables identificados, la inmensa mayoría (el 87,88%) fueron hombres (87 hombres frente a 12 mujeres).

Por lo que se refiere a la nacionalidad, en la mayoría de los casos víctimas y responsables fueron de nacionalidad española, pero en este aspecto el informe da datos globales no desglosados por tipología de incidente de odio. Lo mismo ocurre con la edad de los responsables y con el “tipo de hecho” (lesiones, amenazas, discriminación, trato degradante, agresión sexual, etc.), cuyos datos se dan de forma conjunta.

FELGTB: los datos evidencian la necesidad de la ley de igualdad LGTBI

Tras la publicación de los datos, y ante el hecho de que los incidentes que más han aumentado entre 2015 y 2016 (con la salvedad que antes hicimos) son los relacionados con la orientación sexual y la identidad de género, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) considera que el Gobierno debe apostar “de una vez” y “con contundencia” por la aprobación de la ley específica de igualdad LGTBI. Para su presidente, Jesús Generelo, “las herramientas punitivas que contempla la actual legislación no son suficientes, es fundamental trabajar desde nuevas perspectivas y dar garantías a las víctimas”. “Cada nuevo dato nos hace ver que algo está fallando, que las agresiones hacia nuestro colectivo siguen siendo muy elevadas, y que el agresor medio es muy joven. En nuestra proposición de ley incluimos elementos educativos y pedagógicos que son imprescindibles para evitar que se produzca este incremento de delitos”, ha añadido Generelo.

Las denuncias ante las Fuerzas de Seguridad, punta del iceberg

Dicho todo esto, conviene tener en cuenta que, según explican los expertos, una parte muy significativa de quienes sufren agresiones físicas o verbales, o amenazas con tintes LGTBfóbicos, ni siquiera llega a denunciar. Algo que confirman, por ejemplo, los datos de los observatorios promovidos desde el colectivo LGTB. En Cataluña, por ejemplo, según el informe correspondiente al año 2016 del Observatori contra l’Homofòbia, la entidad tuvo noticia de 84 incidencias por LGTBfobia. Más divergencia se produce incluso en el caso de la Comunidad de Madrid: el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, en su primer informe anual, referido precisamente a 2016, recogió un total de 240 incidentes de odio motivados por LGTBfobia, un número considerablemente mayor al registrado en las cifras oficiales.


Puedes descargar el informe completo de Interior pinchando aquí.

Veces compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar